Maria Belén Dugarte Ortiz

hace 3 años · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Observando(me)

00ad2ec7ee5c00.jpeg

Tenía la sensación que debía publicar siempre cosas de interés, debía estar todos los días y atenta a todo… y desde hace unos meses, decidí cortar con eso, escribir y publicar cuando realmente me apeteciera, porque al fin y al cabo es la unica manera de transmitir lo que yo deseo compartir.

En estos tiempos tan convulsionados impera el famoso ''No tengo tiempo'', ni de comer bien, ni de compartir con mi familia, amigos, debes atender a los hijos, el trabajo y tienes la sensacion de no detenerte ni durmiendo. Vamos a toda pastilla haciendo de todo en todas partes, a todas horas haciendonos la pregunta del millon ¿Cuando vivo si no tengo tiempo de nada?.

Eso me paso a mi, lo que desencadeno que mi salud se viera afectada causandome una cervicalgia crónica (Dolor que dura varias semanas a nivel cervical, rigidez de cuello, dificultad para mover la cabeza, resultando un infierno incorporarte ya sea pra sentarte o acostarte) en pocas palabras postrada cual viejecita en mi cama con movilidad reducida y cuando me levantaba solo era para asomarme a la ventana a ver si era de dia o de noche ya que de tanto relajante muscular y pastillas para el dolor puedes llegar a dudar hasta de como te llamas jajaja, pero asi fue.

Ahora que ya me encuentro mejor y se como me llamo (creo jajaja), me parece curioso que instintivamente nos asomemos a la ventana ya sea para ver que clima hace, o la abrimos para que entre el aire y la luz, o simplemente nos quedemos mirando el mundo desde un cristal.

Las ventanas sólo son útiles si son transparentes y las abrimos, bien para mirar hacia dentro (esto para mi significa mirarnos dentro de nosotros mismos) o hacia fuera. Mirando a través de ellas, abriéndolas para que nos inunden los sonidos y aromas de la calle podremos ir creciendo y aprendiendo del entorno. Una ventana cerrada sirve para observar el mundo a través de los cristales pero no para conectarnos con él.

Una ventana abierta te deja percibirlo pero seguimos estando en esa habitación solitaria a no ser que también la utilicemos para escapar, para salir al exterior. Pero me pregunto yo ¿Porqué utilizar una ventana? Lógicamente cuando queremos salir o entrar utilizamos puertas. Salir o entrar por una ventana es romper los moldes establecidos, es saltarnos las normas. La ventana es otra posibilidad. Esta idea que simboliza la ventana se conjuga perfectamente con la comprensión de códigos sociales que no podemos desatender para la conciencia colectiva “el entrar o salir por la ventana” es un acto delictivo, reñido absolutamente con las normas establecidas por la sociedad. Es, en el fondo, entrar o salir de mala manera.

Llegando a este punto diran, ''A esta mujer se le ha ido la pinza de tanto analgesico'' pero no aunque e de confesar que cabe la posibilidad jajaja, les cuento que yo si que sali por la ventana pero no la ventana física, ya que de un quinto piso ahora mismo no estaria contando esto, me refiero a la ventana que da hacia dentro de mi, sali de la ventana del mundo exterior y entre a mi mundo interior, me vi obligada hacerlo en esos dias enfermedad.

Alli pude conectar con mi Tierra, con mi suelo, con mi aire, con el silencio, conectar conmigo misma ha sido una experiencia fascinante que deberiamos hacer con frecuencia ya que nos damos el permiso de parar y replantear, recargarnos y reinventarnos asi poder salir a conectar con la gente en este mundo sin andar como zombies sin tiempo por esas gigantescas avenidas de ríos humanos en las horas punta; con sus prisas y sus miradas al frente que nada expresan. Intenta buscarte y encontrarte antes de que ya sea algun problema de salud o las malas circunstancias puedan impedirtelo.

La magia de la ventana radica en unir lo banal con lo maravilloso; y su peligro, esta en no saber cuando abrirla o cerrarla.; cuándo su espacio físico aborda lo real y cuando lo superficial. Es símbolo de apertura, de vivir sin prisas deteniéndose a ser espectador de lo que la vida te ofrece y lo que tienes para darle.

La ventana es el punto de referencia de que dispone (la mujer) para soñar desde dentro el mundo que bulle fuera. Martín Gaite
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Belen Dugarte muy bonito y real. Cuando cambiamos la forma de ver descubrimos cosas maravillosas y otras no tanto, pero es un gran ejercicio. Gracias por compartirlo con nosotros!

Maria Belén Dugarte Ortiz

hace 3 años #5

#7
Jajajajaja, totalmente el cuerpo decide como dónde y cuando. Y si, de vez en cuando hay que salir por la ventana y sentarte en la acera de en frente a observarse un poco. Gracias y saludos.

Maria Belén Dugarte Ortiz

hace 3 años #4

#6
Desde un punto de vista fisiológico cuando hablamos de ventanas pensamos en los sentidos, los cinco sentidos, especialmente la vista, la mayor responsable de que cuando nombramos algo, inmediatamente podamos hacer la abstracción, la imagen mental de lo nombrado. El cristal de la ventana- por hacer un símil- es la córnea, que es transparente . El iris alberga un agujero por donde nos entra luz y la imagen: la  pupila. Es el iris el que se contrae más o menos para dejar pasar más o menos luz. Y, son esas imágenes (siempre luz) las que son bien recibidas por nuestra retina, que como todo lo importante está alojada al fondo, al fondo del ojo (el fondo de ti). Agradezco tu visita...

Maria Belén Dugarte Ortiz

hace 3 años #3

#4
Gracias por tomarte el tiempo para leerlo, y opino igual de volver a lo mismo con el tiempo y no yo tampoco quiero volver a sentirme enferma por intentar ser y estar en todos los sitios al fin y al cabo somos solo humanos. Saludos

Maria Pilar Martinez

hace 3 años #2

Así es!! En mi caso fue una enfermedad larga no mía.. y ¡cómo te da la vuelta a todo!, tus prioridades cambian y después de pasarlo aprendes apreciar pequeñas cosas y valoras lo que realmente merece la pena y por lo que no merece la pena darte mal ...dicen que con el tiempo se vuelve a lo mismo , yo creo que no ...o hago lo posible para que no sea así. Un saludo María Pilar

Maria Belén Dugarte Ortiz

hace 3 años #1

#1
Así es María a veces lamentablemente esperamos que la salud nos avise de mala manera la mayoría del tiempo que es necesario detenerse a observar de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos, un gusto saber que te identificas, gracias por leer saludos para ti.

Más artículos de Maria Belén Dugarte Ortiz

Ver blog
hace 4 años · 2 min. de lectura

¿Quién eres tú?

La pregunta más importante que puedes llegar a pla ...

hace 4 años · 2 min. de lectura

Inténtalo hasta que el miedo te tenga miedo

Atrapados en la rutina sin darnos cuenta, vamos pe ...

hace 5 años · 2 min. de lectura

¿Eres un Workaholic? descubrelo

¿Pasas más tiempo con tu jefe que con tu pareja, f ...