Miguel Angel González

hace 2 años · 3 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Yo discrimino, tu discriminas,...,nosotros segmentamos

Yo discrimino, tu discriminas,...,nosotros segmentamosSOY EGOISTA,
SOY HIPOCRITA,
SOY FALSO,

SOY INMORAL,

QUE BUSCA SOBREVIVIR EN
LA SELVA LLAMADA
LIRA


La palabra discriminación, la mires por donde la mires siempre ha tenido una connotación negativa. Decir que algo o alguien discrimina supone poner todas las miradas en contra de esa acción o de esa persona. No esta bien visto la discriminación y estoy de acuerdo con esta percepción, pero sin embargo…

“TODOS SOMOS PERSONAS QUE DISCRIMINAMOS TODOS LOS DÍAS”

     Quizás, hablar de discriminación nos lleva a analizar desigualdades sociales, económicas, políticas o de cualquier otra índole, sin embargo no es necesario ir tan lejos para hacer ejercicios de discriminación que seguro que todos conocemos.

Desde nuestra mas tierna infancia somos discriminadores, ya que, en nuestro primer día de colegio cuando entramos en nuestra aula, decidimos donde sentarnos, es decir, me siento con los chicos, con las chicas, delante, detrás, etc. Eso supone decidir en base a un criterio o en base a necesidades o disponibilidad de espacio, pero ese decidir, ese tomar una alternativa consiste en adoptar un camino en vez de otro.

Según vamos creciendo, este ejercicio de discriminar se hace mas exhaustivo y porque no mas complejo. Nosotros decidimos que grupo de amigos queremos en base a preferencias, en base a coyunturas o en base simplemente a que  no tenemos alternativa.

Obviamente podemos reemplazar la palabra discriminar, por elegir ante alternativas, decidir ante varias opciones, etc. Independientemente del termino que alumbremos, el ejercicio es el mismo. Quedarme con una  opción en detrimento de otra. Otorgar a una elección un poder que no tendrá la negación de no elegir la complementaria o la opuesta. Y por supuesto todo esto tiene consecuencias y repercusiones..

En el mundo de la empresa la discriminación se llama segmentación. ¿Tratamos a todos los clientes igual?, ¿ofrecemos a todos los clientes lo mismo?, ¿dedicamos a todos los clientes el mismo presupuesto y los mismos esfuerzos?

La respuesta a todas estas preguntas es NO.

En marketing la palabra que es sinónimo de discriminar es diferenciar. Diferenciar por valor o por cualquier otro criterio de negocio no suena tan agresivo como la peyorativa -Discriminar-, sin embargo, eso es lo que hacemos.

Buscamos detectar cuales son los mejores clientes para concentrar nuestros esfuerzos sobre ellos. Buscamos detectar aquellos que tienen mayor valor a presente y futuro y dejar de un lado a aquellos que no nos son rentables. ¿Esto no es discriminar?

En el mundo de la empresa la herramienta que permite facilitar todo ese camino se denomina segmentación de mercados, con ello podemos “diferenciar” según nuestros intereses a los clientes para habilitar protocolos y acciones que nos generen beneficios con el menor riesgo.

Por desgracia, el ser humano, es un ser hipócrita, falso.

     Thomas Hobbes ya dijo: “el hombre es un lobo para el hombre”. Nuestro instinto de supervivencia mas nuestro propio deseo de poder hace que dejemos atrás escrúpulos para alcanzar objetivos. Obviamente existe la ética, las normas, las leyes, pero todo aquello que este a nuestro alcance y que el impacto negativo sea mínimo lo abrazamos. Buscamos la comodidad y el precio se llama hipocresía Representar un papel una farsa y a cambio recibir un beneficio y una repercusión social es lo que mas nos motiva. Obviamente buscamos muy dentro de nosotros hacer el bien, pero eso solo ocurre cuando nuestras necesidades especialmente las primarias están cubiertas, si eso no es asi, somos lobos, somos ogros que intentamos morder antes que nos muerdan. La pirámide de Maslow muestra ese crecer personal en base a hitos que vamos consiguiendo con nuestro desarrollo personal, pero que ocurre si algo o alguien  nos tambalea, reaccionamos y ese reaccionar muchas veces supone ser discriminadores. Si pierdo mi empleo seguro que no voy a dar unas monedas al pobre que esta pidiendo en la esquina. Si pierdo mi casa o no tengo para comer haré lo que sea para solventar ese problema, el hacer lo que sea supone tomar medidas drásticas que a alguna parte le causara perjuicio mientras que a mi me salvara el día.

Quien de nosotros no ha cambiado de acera al pasear por la calle, al ver que en nuestro camino venia una persona vestida con ropas dudosas y con un gesto que daba miedo, quien no se ha ido a la otra acera para evitar el que nos roben, el que nos golpeen, etc. Eso se llama instinto de supervivencia pero lleva de la mano el ejercicio de discriminar.

    – Somos marketing, Somos segmentación –

     Según crecemos vamos haciendo selecciones al más puro estilo darwiniano en la selección de la especie. Tomar decisiones significa elegir y para elegir tenemos que identificarnos con una postura con una elección que sea de nuestro agrado o que nos genere un valor de utilidad. La segmentación pretende agrupar aquellos individuos de características comunes, nosotros en nuestras vidas buscamos la cercanía y proximidad de los nuestros, esos que nosotros mismos hemos elegido en nuestro recorrido vital para que sean parte activa de nuestras vidas. Sin quererlo aplicamos el marketing a cada acto de nuestro quehacer diario.

{ELIGEME!

q

Juzgamos por una apariencia, por una ideología, por una percepción, ya sea afín a nosotros o diametralmente opuesta. Segmentación también significa diferenciación y ese atributo forma parte de los valores intrínsecos de cada ser humano, aquello que se encuentra en la cima de la pirámide de Maslow que es la autorrealización personal, la llevamos al extremo de esperar recibir el reconocimiento y aplauso en nuestro nicho selectivo, en nuestra segmentación a la que pertenecemos o que nos han impuesto. El marketing tiene más de social que de cualquier otra ciencia, y lo que aplican las empresas para comercializar productos sin quererlo brota y se aplica a nosotros mismos sin ni siquiera pretenderlo de forma consciente, en este caso concreto es la segmentación.

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Miguel Angel González

Ver blog
hace 1 año · 3 min. de lectura

Lo que haces, lo que vales

"O eres diferente,..., o eres barato". · Cuantas v ...

hace 1 año · 1 min. de lectura

Atencion al cliente, los olvidados

Cuántas veces hemos tenido que llamar al servicio ...

hace 1 año · 1 min. de lectura

Física aplicada al Marketing

Aparentemente puede que no veas nexo de unión entr ...