Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 10 meses · 2 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Y el rojo calzó tacones...

No podía ser de otra manera.

Para erigirse en protagonista, no tenía más remedio que despegarse del suelo. Y en los LOUBOUTIN la suela suele ser así. Se eleva hasta lo más alto por la parte del talón. Es la única manera de que un color que está muy abajo pueda ser visto y admirado desde una posición más arriba.

Ahora las personas entusiastas del calzado y otros diseñadores tienen la oportunidad de observar con todo detenimiento las obras del carismático Christian Louboutin. Hasta el próximo 3 de enero de 2021 se dejará ver, entre otros, el primer modelo de suela. La exposición lleva por nombre "L'exhibitioniste" y está en el museo que rinde honores al famoso maestro.

Aunque no hace falta tirar de Pantone para saber que el rojo es el color de la seducción por excelencia (y, por eso, el preferido por las guapas para caminar), la ocasión es única también para hablar de laca de uñas y de una secretaria a las que en estricta justicia habría que conceder un porcentaje de éxito.

El carmín que se deja ver en cada acrobacia sobre el tacón ha hecho de Christian Louboutin el zapatero más deseado del reino. Su origen se ha contado con narrativa de genialidad, pero lo cierto es que aquel día de 1992 había más frustración que ninguna otra cosa. La que se apodera del creador cuando se revuelve ante una realidad que no se ajusta a lo que solo él ve.

Cuando boceta, Christian nunca trabaja con documentación sobre la mesa. Él mismo lo explica: "la idea está en mi cabeza, debe ser un recuerdo visual". Enamorado del arte en sus muy diversas aplicaciones, al diseñador le rondaba la serie Flowers de Andy Warhol cuando se puso a trabajar en el zapato Pensée.

"Dibujé, volví a dibujar, retorcí las formas, lo rehíce...". Aspiraba a ser un calzado tipo Mary Jane, con estética pop y la elegancia del satén. Pero cuando el prototipo estuvo en sus manos y en los pies de una modelo, el diseñador francés distaba muy mucho de sentirse satisfecho.

Corrigió el escote del empeine; le gustó el perfil, la flor de pensamiento; hasta que las piernas se giraron. Por detrás el resultado no era bueno. No cubría las expectativas tal y como lo había dibujado. Vio mucho más negro del que había en su diseño.

Pero en ese mismo momento de decepción, apareció la inspiración en forma de laca de uñas. Allí estaba su asistente Sarah pintándoselas.Christian se la secuestró y la aplicó a una suela que saltaría a la fama vestida de rojo. Y -voil-là- de repente el zapato cobró vida". Unas uñas pintadas de rojo no son nada excepcional; una suela sí. Desde entonces aquel gesto se transformó en santo y seña inspirador de sus colecciones.

De haber tenido Sarah gustos más arriesgados en manicura, a saber de qué color estaríamos hablando hoy. Pero el caso es que el rojo triunfó. Louboutin tiene una teoría para ello: "a principios de los 90 en Francia muchas mujeres vestían de negro y decían que no les gustaban los colores. Si es así, no vas a llevar verde, pero incluso si no te gusta el color, yo creo que el rojo sí". Acertó en su diagnóstico, como demuestran los más de 800.000 pares que vende cada año y que se mimetizan con las alfombras rojas.

No está nada mal para el chaval parisino que dio sus primeros pasos hacia su futuro creativo aquellos domingos en el Palais de la Porte Dorée, cercano a su casa, viendo obras de arte y deslumbrado frente al acuario de peces tropicales. Precisamente allí, a sus tiernos 12 años, se topó con un cartel de esos que solo se encuentran en los museos serios (de suelos y suelas buenos), y que le marcaría para siempre. El cartel anunciaba: prohibido tacones.

¿A que no? Aquel fue el primer zapato que vio dibujado. Despertó en él una pasión por los tacones que ni las sneakers hacen tambalear. Y hasta hoy… Gracias a Sarah.

Detrás de todo gran creador, posiblemente, también hay una gran mujer.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.expansion.com/fueradeserie/moda-y-caprichos/2020/11/23/5fb3857fe5fdeadd248b4630.html

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y el rojo calzó tacones...


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

La guerra mundial en la mochila.

No cabe toda, pero si una parte de ella. · Por mu ...

hace 5 meses · 1 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

Spa para melones.

Me refiero al fruto de la melonera. · No a las pe ...

hace 5 meses · 3 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

¿Y ahora qué...?

Aquellos polvos trajeron estos lodos. · Y son con ...