Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 6 meses · 3 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

¿Y ahora qué...?

Aquellos polvos trajeron estos lodos.

Y son contaminantes. Acaban por mancharlo todo. Y a todos. Es lo que hay: la revolución demográfica que sufre España afectará a la Seguridad Social, pero condicionará también el consumo, los impuestos, la inversión financiera y el crecimiento.

Verdades como puños:

- Ligar las pensiones al I.P.C (Índice de Precios al Consumo) de manera indefinida como quiere un tal Sánchez costará 327.000 millones en 30 años.

- En 5 años más las pensiones deberían perder un 15% de su poder adquisitivo para equilibrar las cuentas de la Seguridad Social.

- La gente con más de 65 años deja de invertir en fondos de inversión. Para ellos no tienen sentido. Lo hicieron (los que pudieron) cuando tenían 30. A partir de 65 lo que quieren es efectivo. Recuperar su dinero.

- La población por encima de los 65 años crea mucho más ahorro del necesario. El sector financiero no intermedia en ese ahorro. Con lo cual no se gana la vida: cierre masivo de oficinas bancarias.

- Al no haber ahorro financiero, se reduce la inversión por parte de las entidades, que conceden crédito a cuentagotas. Y esa es su forma natural de ganarse la vida.

- Todavía hoy una persona jubilada tiene la perspectiva de que su pensión mejorará al mismo ritmo que lo hace la inflación.

- La población joven en edad de trabajar espera que su renta mejore en los próximos años. Pero, muy probablemente, su sueldo durante una parte de su vida laboral será incluso inferior a la pensión actual de sus padres. Eso en el mejor de los casos. Si es que antes su vida laboral no se ha visto interrumpida por una precariedad cada vez más enquistada.

- El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (I.R.P.F.) actualmente es la figura que más aporta a la Hacienda pública y supera los 80.000 millones de €, pero en el futuro reducirá de manera sustancial su recaudación.

- Los impuestos indirectos también se verán afectados porque la población mayor consume menos alcohol, tabaco o combustibles en beneficio de servicios de salud que presentan tipos impositivos más bajos.

Los patrones de consumo, ahorro, inversión, renta y riqueza son diferentes en cada grupo de edad. Así es el futuro que nos espera. Con estos datos, ¿quién le pone el cascabel al gato? Todos los políticos obvian esta realidad. Sus intereses, como es sabido, no son los de la ciudadanía; sino más espurios.

El crecimiento económico responde a los cambios en el empleo y en la productividad. La evidencia en los países avanzados así lo demuestra. El envejecimiento de la población ha estado asociado a una reducción del crecimiento potencial por menor tasa de empleo y por caída de la productividad. Además, a mayor edad menor consumo.

La economía española está haciéndose vieja. Al mismo compás que la población. El coronavirus está acelerando el proceso. Ello trae consigo importantes efectos sobre el crecimiento. La contención del déficit, el consumo, la recaudación tributaria, la productividad o la inflación caminan apoyadas en muletas. Lo más previsible es que pronto acaben aquejados de una artrosis galopante, cuando no postrados en silla de ruedas.

Así las cosas, los más jóvenes no están por la labor de ahorrar. Para que se dé tal circunstancia hace falta tener dinero de sobras. No es el caso. Y no solo eso. Para plantearse el ahorro -que tiene un claro componente de sacrificio- es necesaria una razón de peso. Por ejemplo, no perder dinero. Y la banca quiere cobrar por las cuentas.

Un interesante estudio sobre la psicología del ahorro publicado por el profesor de la Universidad de Nueva York Hal E. Hershfield lo demuestra categóricamente: para que alguien decidiese reservar una parte de sus ahorros haría falta que se cumpliesen ciertos requisitos. Por ejemplo, que en la imagen mental que tuviese de “su yo futuro” este tuviese algún parecido con su “yo presente”. Por multitud de razones esas premisas no se dan en la España de hoy.

Dentro de 19 años, serán menos de 2 personas entre 20 y 64 años por cada habitante mayor de 65. La esperanza de vida al superar esa edad será de 88 años. 1 de cada 3 ciudadanos españoles superará la franja legal en la que hasta ahora ha estado fijada la jubilación. La bomba de relojería ha iniciado su cuenta atrás…Tic, tac; tic, tac…

Es urgente, en definitiva, repensar la cesta de impuestos porque después de llamar a la puerta y que nadie le abra, la nueva dificultad en la contención del déficit y de la deuda se nos ha colado por la ventana. Y no se trata de brisa, sino toda una racha de viento huracanado. Y los políticos -los de antes; los de ahora; los próximos; los de siempre- son tan cortoplacistas de miras que lo dejan para el siguiente. “El que venga atrás que arree”. Pero ¿hay alguien más…?

La situación se deteriora por momentos. Como afirma la famosa Ley de Murphy, si algo puede ir a peor, irá. Por mucho que haya otras verdades universales a las que deseamos aferrarnos como sea. Por ejemplo, que la buena vida es cara. Las hay más baratas, pero no son vida. En este entorno, como afirmaba Nicolas Cage en Leaving Las Vegas, “no tengo planes más allá de esta cena”.

¿Este cuento se acabó…? ¿Pesimista yo? En absoluto. Terriblemente realista. Claro que entre los que se declaran abiertamente pesimistas también hay grados…”Pronto comeremos mierda”. “Sí, pero.., ¿quiere decir que habrá para todos?

Inclúyame en este colectivo, si lo desea. Llámeme pesimista. Está en su derecho. Pero déjeme que le diga una cosa. ¿Conoce usted la mejor y más exacta definición de pesimista? Ahí se la dejo: “un pesimista es un optimista bien informado”.

Pues eso…

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2019/06/02/5cf183c1fc6c83d1788b45d7.html

https://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/mitologias/2019-06-02/espana-no-tiene-futuro-gastarnos-lo-que-queda_2046978/

https://www.lavanguardia.com/vida/20191116/471633621705/clase-media-ingresos-nivel-de-vida-renta.html

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Y ahora qué...?


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 5 meses · 3 min. de lectura

¡No me toques ni un pelo!

Ni, mucho menos, me lo retoques… · Ni un pelo… Ni ...

hace 5 meses · 2 min. de lectura

La guerra mundial en la mochila.

No cabe toda, pero si una parte de ella. · Por mu ...

hace 5 meses · 3 min. de lectura

El pan que adelgaza...

…Bolsillos y cuentas corrientes. · Los cuerpos ya ...