Un bebé muy embarazoso.

Su nombre es REBORN.

Me refiero al de la marca. Y su traducción lo dice todo: “renacido”. Se trata de un muñeco que reproduce con todo tipo de detalles a una personita recién llegada al mundo. Se utilizan para tratamientos en déficits conductivos, pero, en algunos casos, pueden llegar a ser adictivos. ¿Por qué? Lo explica la psicóloga Tania Olivares.

Son muñecos hiperrealistas fabricados con silicona. Los adquieren muchas mujeres en todo el mundo. Los visten, los bañan, les dan de comer o les cambian el pañal. Los cuidan como si fueran bebés humanos, llegando a tener un fuerte apego emocional con ellos. Lo cual significa que algo (o mucho) falla.

Tanto es así que, en realidad, el REBORN se utiliza en terapias psicológicas. En estos casos, puede ser una herramienta de trabajo útil cuando se tiene un objetivo y su uso es, únicamente, temporal. Pueden ayudar a superar, por ejemplo, la pérdida de un hijo y, también, son utilizados en casos de Alzheimer.

Algunas mujeres recurren a estas muñecas cuando han perdido un bebé, no pueden tener hijos o, simplemente, para tener una réplica de sus vástagos ya mayores. Lo que se suele conocer con el nombre de “síndrome del nido vacío”.

A determinadas mujeres que no han tenido hijos, han visto malogradas sus esperanzas de natalidad o han perdido su “proyecto de vida” después del alumbramiento, puede ayudarles a que el proceso del duelo se alargue. Al principio puede que su estado emocional mejore. Pero el hecho de tratar a un muñeco como si fuera su propio bebé no ayuda a aceptar la situación ni a superar el dolor por la pérdida.

En países como Estados Unidos o Alemania empieza a ser frecuente ver a una mujer con un carro y un bebé REBORN. No cabe duda que es una conducta extraña y que puede sorprender a muchos. Ellas mismas han manifestado que se las trata como si estuvieran locas. Sin tener un ápice de sicólogo, siempre he intentado comprender al ser humano. ¡Casi nada! De todas formas (y desde mi supina ignorancia) esa forma de actuar no me parece normal.

Sin embargo, según dicen los expertos, no se trata de una conducta patológica, aunque sí poco común. Estas mujeres buscan mejorar su estado emocional, en la mayoría de los casos, después de haber pasado por situaciones dolorosas.

Los sentimientos -tristes sentimientos- son satisfechos por un marketing dispuesto a vender todo tipo de productos y colmar cualquier necesidad. Si esto es correcto o no, es un planteamiento complicado de abordar. Tanto como abortar.

Como producto que proporciona sus beneficios, albergo mis serias dudas. Éticas, por supuesto. Prescripción facultativa aparte.

En esta vida no todo es sustituible.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://mibebeyyo.elmundo.es/mujer-actual/psicologia/bebes-reborn-psicologa

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un bebé muy embarazoso.


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

Parecerse como un huevo a una castaña...

Lo ha dictaminado el TGUE. · Los símbolos de HUA ...

hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

Eau d'orgasme.

Y no de un orgasmo cualquiera. · Lo cual sería un ...

hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

El perfume de NETFLIX.

Es un perfume de película. · Lo de NETFLIX es hac ...