Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos ¬∑ 5 min. de lectura ¬∑ visibility ~100 ¬∑

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

UB-65 (Ficción novelada de la leyenda II )


UB-65 (Ficción novelada de la leyenda II )

UB-65 (Ficción novelada de la leyenda)

Continuación:


Todo lo ocurrido fue antes de iniciar nuestra primera misión de guerra. Mas de una docena de muertes y ni un solo torpedo lanzado, todo un record en la Marina Imperial Alemana.


Pero todo llega. Primera misi√≥n, √°rea de patrulla Sur-Este del Reino Unido y primer barco hundido. Esa noche en superficie el mar esta en calma, se aprovecha para respirar aire limpio, tanto marineros como el propio submarino. No puedes imaginar el perfume de casi 40 hombres encerrados en un espacio tan peque√Īo y con sistema de camas calientes, se levanta uno, para que el otro se acueste. Los turnos se suceden cuando el vig√≠a de estribor empez√≥ a se√Īalar la proa, ¬°ha vuelto, el segundo oficial ha vuelto!


Los siguientes d√≠as fueron un cumulo de presencias¬†del espectro¬†en cubierta,¬†siempre en proa y con las olas pasando a trav√©s de √©l. Dentro del buque, reflejos, fr√≠o y sensaciones de ser tocado, en el cuello, la frente, la mejilla. ¬ŅQue si yo lo vi?¬†Hasta aquel momento no, pero si note el fr√≠o, si que me pareci√≥ que una luz verde atravesaba de estribor a babor, como si viniera del mar y el UB-65 fuera de mantequilla y si note junto a los mandos del lastre como si algo me tirar√° de la mano hacia abajo. La histeria colectiva iba en aumento y el comandante decidi√≥ poner rumbo a puerto antes de que ocurriera algo m√°s grave.


La aproximaci√≥n a puerto estaba siendo perfecta, con las amarras preparadas para atracar son√≥ la alarma a√©rea, nos quedamos parados, en el peor momento, imposible la inmersi√≥n. eramos blanco f√°cil. Pero fue una luz verde, m√°s intensa que nunca la que desato el p√°nico¬†desde la proa llegaba el reflejo y delante todos los marineros luchando por ser los primeros en abandonar el barco, dos de ellos chocaron con tal fuerza en el borde del mamparo que cayeron desmayados en el suelo mientras sus compa√Īeros los pisaban, en todas las caras se ve√≠a el mismo gesto desencajado.

Explosiones en el exterior, balanceo brusco y golpe en mi cabeza. Mareado y sordo el espectro llego a mi, se acerc√≥, parec√≠a hablarme, cada vez mas cerca, fr√≠o, la mano extendida, yo no entend√≠a, no pod√≠a escucharle, la niebla verde no me permit√≠a ver, se disipo, fue como si me atravesar√°. Las sirenas cesaron y los dos marineros del suelo empezaban a levantarse, decid√≠ salir de all√≠ r√°pido. Desde la cubierta vi el desastre, los aviones brit√°nicos hab√≠an realizado una masacre en tierra, mis compa√Īeros que corrieron por la pasarela colocada en el √ļltimo momento, yac√≠an la mayor parte de ellos en el suelo del muelle, entre ellos el comandante, sus ojos sin vida apuntaban al submarino como intentando salvarlo de las bombas.


El funeral nervioso, as√≠ se hubiera titulado de ser un articulo en el peri√≥dico. La orden llego con las paladas de tierra resonando en los ata√ļdes. Columna de buques avistada, salir e interceptar. El revuelo fue enorme, faltaban hombres, con nuevo comandante inexperto y muchas preguntas en mi cabeza.¬†

Rumbo Norte-Oeste. De nuevo todo parece normal, nuevos barcos enemigos hundidos y por fin una noche para airear. vamos saliendo por turnos. El nuevo comandante ha estado a la altura, pero comete un error fatal. Los turnos para salir a cubierta van por puestos, los √ļltimos ser√°n los oficiales, puente, sala de m√°quinas, torpedos, al volver los torpederos encuentran a su jefe colgado, a pesar de los esfuerzos por reanimar, est√° muerto. Nunca dejes a un hombre solo.En ese mismo momento el espectro aparece en su puesto de proa.¬†

Inmersión, la sensación es que no estas seguro ni abajo, ni en superficie. Debe ser esa sensación equivocada de estar mejor en un sitio cerrado. Todos estamos viendo al jefe de torpedos en el suelo tapado con una sabana. A las dos horas se decide ¡superficie! para sepultarlo en el mar.


El cortejo en cubierta ofrece el cuerpo al mar, unos minutos de recogimiento. El vig√≠a ¬°Buque a estribor, proa hundida! viene a por nosotros. Alarma, inmersi√≥n. La linea de marineros en perfecto orden se desplaza hacia las escotillas, una figura rompe la formaci√≥n y salta al mar. R√°pido, r√°pido vamos, no hay tiempo.¬†Un marinero de maquinas menos, grandes columnas de agua por los disparos realizados se elevan hacia el cielo, el mar nos cubre. Empieza el juego del gato y el rat√≥n. Las cargas de profundidad son armas muy cobardes, caen y explotan intentando romper el casco, sin acertar de pleno originan constantes filtraciones y siempre estas pendiente de si la pr√≥xima ser√° la √ļltima. El resplandor espectral verde se muestra de nuevo, de aqu√≠ para all√°.


Superado el ataque, las conversaciones fueron unánimes, jamas volverían a subir al UB-65 incluso los oficiales estaban unidos en el motín. Preferible ser fusilados a volver al mar. Así era el pánico que se había apoderado de todos nosotros.

Al llegar a puerto nos esperaba un comit√© de bienvenida extra√Īo, fuimos separados de inmediato e interrogados. Omit√≠ el episodio de la aproximaci√≥n del espectro, entre ser fusilado o internado en un manicomio la primera opci√≥n era la mejor.¬†

A la pregunta ¬ŅVa a volver usted a servir en el UB-65? me encontr√© con la sorpresa de decir -Si. Algo hab√≠a dentro de mi que me llevaba a saber m√°s, a pesar de ser el que m√°s cerca hab√≠a estado del espectro del Segundo, quer√≠a saber, necesitaba conocer que era, ¬Ņalucinaciones? imposible era tan real, ¬Ņque hacia all√≠? ¬Ņque pretend√≠a?¬†


Desconozco que fue de mis antiguos compa√Īeros, ni uno solo hab√≠a vuelto. El Almirante en persona, con un obispo y yo fuimos los √ļnicos testigos de como se exorcizo el submarino. Fui aleccionado por el Almirante a no abrir la boca sobre lo ocurrido. Mi sensaci√≥n era que el trabajo del religioso hab√≠a servido de poco. All√≠ solo, mi mente empez√≥ a divagar ¬ŅQue hacia de vuelta en el UB-65? Mi subconsciente se hab√≠a dado cuenta de algo que yo desconoc√≠a en ese momento, esa era mi sensaci√≥n.

Una luz verde venia de nuevo hacia mi desde la sala de torpedos, se acercaba despacio el Segundo oficial, sin duda se paro y levanto la mirada...


Me encontraron sentado en el suelo, junto a las válvulas del lastre, en mi puesto. Habían pasado cuatro horas ¡Despierta! escuché a la vez que golpeaban mi pie. Podía haberles explicado que no estaba dormido, decirles lo que les esperaba, que tenían una opción, que podían salvarse, pero solo sonreí. 

La nueva tripulaci√≥n era lo mas parecido a una galer√≠a de una prisi√≥n, lo peor de la Marina Imperial. Y por alg√ļn medio sab√≠an de mi, alguien en puerto, o tal vez los mismos mandos incr√©dulos, quer√≠an forzar la situaci√≥n. Estaba vigilado y era bastante peligroso bajar la guardia.


Abastecido y armado el UB-65 se hizo a la mar en su √ļltimo viaje. De nuevo rumbo Noroeste. de nuevo practicas y de nuevo un marinero, casualmente el que golpeo mi pie, salt√≥ al mar por popa, directo a las h√©lices, el artillero se vuelve loco y dispara su ca√Ī√≥n intentando da√Īar el submarino, es detenido. El jefe de maquinas otro con el que hab√≠a mantenido yo un cambio de impresiones, sufri√≥ un accidente "fortuito" que le cost√≥ la pierna. Los desplantes cesaron, los comentarios en voz baja aumentaron.


10 de Julio de 1918  Padstow, Suroeste del Reino Unido.


Parados en superficie. Las discusiones entre la tripulación eran constantes, el ambiente se caldeaba, la luz verde surgió de nuevo desde la sala de torpedos, esta vez más rápida que nunca iba recorriendo el submarino, los marinos como un banco de peces que huyen del depredador, corrían de un lado a otro. Era mi momento, solté la chapa que tapaba mi petate preparado y me lancé a la escalera, subí rápido y me tiré al mar, en el aire me pareció oír el ruido de la escotilla al caer y cerrarse. Nadé como nunca antes lo había hecho, al sacar la cabeza para respirar me quede helado, delante de mi la proa de un Submarino, por las características Americano. Maldita la gracia de volver al UB-65 montado encima de un torpedo. Volví la cabeza justo a tiempo de ver la explosión que destrozó a lo que hasta entonces era mi nave. 


En la proa con su halo verde el Segundo Oficial Hans giró su cabeza y levantó su mano izquierda retirando la pipa de la boca. Me alejé del área de la contienda con mucho cuidado intentando no ser visto y alegrándome del cambio habido en el protocolo de combate por parte de los contendientes, mientras el UB-65 se unía a la lista de barcos hundidos con toda su dotación.

Me recogió un pesquero Ingles, la ropa de la Marina había quedado a muchas millas de distancia, mis papeles perfectamente falsificados cumplieron su cometido. 


                                                                                                                                         Manuscrito de James McKinley.


80bc8538.jpg

 

Denver News

A la atención de Richard Garner.

Tal y como acordamos por conversación telefónica le envío el manuscrito. Como le dije, agradecería que no lo comentara con nadie por ser un tema muy personal.

Si la historia le atrae deber√≠a a√Īadir al texto su profesionalidad y estilo. (No soy escritor)

Cordialmente, James McKinley.


de588f17.jpg

Continua en UB-65 (Ficción novelada de la leyenda III) El desenlace



                                                                                    El descanso del UB-65

http://tasogarekowai.blog.so-net.ne.jp/2015-01-30

Youtube

"""
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #15

#16
Gracias Sonia Rosell\u00f3 Puig

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #14

#17
Muchas gracias Joyce \ud83d\udc1d Bowen Brand Ambassador @ beBee
buenobuenobueno Gracias

Sonia Roselló Puig

hace 4 a√Īos #12

Fant√°stica historia @Julio Angel \ud83d\udc1dLopez Lopez, un mar de emociones, ya sabes que voy a compartir!!!

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #11

#14
Muchas gracias Vega \ud83d\udc1d G\u00f3mez Hern\u00e1ndez Lobos de Mar.

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #10

#12
Another passion in which we agree. I recommend walking around www.uboat.net Thank you very much Pascal Derrien

Pascal Derrien

hace 4 a√Īos #9

In my teenage years I read as many novels about U boats and submarines tales I could get my hand on , something fascinating with those sailors of a different kind :-)

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #8

#10
Gracias Jorge Otro abrazo para ti.

Jorge Carballo Pérez

hace 4 a√Īos #7

#9
Excelente Post Julio, Enhorabuena. Un Abrazo !!

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #6

#8
La sabana, a√ļn, pero cadenas y bola nunca, jajaja Gracias Jorge \ud83d\udc1d Carballo P\u00e9rez

Jorge Carballo Pérez

hace 4 a√Īos #5

Don @Julio Angel \ud83d\udc1dLopez Lopez cuando vamos a comprarnos la s√°bana ??? jajajajajjaj

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #4

#5
Gracias Sonia \ud83d\udc1d Quiles Espinosa Muy buenos días. ;-))

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #3

#4
Gracias Ana-Mar\u00eda Ll\u00e1cer S\u00e1nchez ;-))

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #2

#2
Muchas gracias Maite Barroso Del Cerro ;-))

Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

hace 4 a√Īos #1

Sonia \ud83d\udc1d Quiles Espinosa La segunda parte.

M√°s art√≠culos de Julio Angel ūüźĚLopez Lopez

Ver blog
hace 3 a√Īos ¬∑ 1 min. de lectura

El submarino I-400

Cuando la ma√Īana del 7 de Diciembre de 1941 los av ...

hace 3 a√Īos ¬∑ 1 min. de lectura

Un gallego en el desembarco de Normandía. El día D.

El a√Īo pasado por estas fechas prepar√© varios art√≠ ...

hace 3 a√Īos ¬∑ 1 min. de lectura

¬ŅRepetimos?

No va a ser por falta de ganas. · Empezamos, vue ...