Rita Tonelli

hace 1 año · 1 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

“Todavía”… La Palabra Que Te Cuida

6b99e8fa.jpg

«Todavía» La palabra que te cuida… ¿Por que? ¿De qué? ¿Cómo?

Es importante porque realmente, es así.

Poder de las palabras

La palabra es la manifestación de nuestro lenguaje, y el lenguaje es nuestra herramienta más potente como seres humanos.

Cualquier problema del ser humano es un problema de lenguaje y la solución está en el mismo lenguaje.

Sostenemos que nuestro lenguaje, nuestra palabra, crea la realidad, por ende, de acuerdo a como elijamos nuestras palabras, estaremos eligiendo nuestra realidad.

El lenguaje hace que pasen cosas que sin él, no pasarían.

Pero, el lenguaje también, funciona en automático (en transparencia), y necesitamos estar alertas –al menos, hasta adquirir hábitos enriquecedores en la elección de nuestras palabras- para evitar que pasen cosas que no queremos que pasen.

Poder personal

El verdadero poder.

Cuando hablamos de nuestro Poder Personal -lo que creemos que podemos y lo que no podemos-, estamos limitando o potenciando nuestras habilidades.

Cuando tendemos a limitarlas, estamos haciendo que la imposibilidad tome cuerpo, se haga concreta.

¿Cómo podemos destruir este efecto tan nocivo?

¡Usando la palabra “Todavía”!

«No puedo hablar inglés».

«No puedo hablar inglés, todavía».

¿Cuál es la diferencia entre estas dos declaraciones?

La primera nos deja inertes ante las posibilidades.

La segunda contempla la posibilidad como algo viable, a mayor plazo.

Quiero compartirte una frase, que para mí, expresa lo que te estoy contando, en su máxima potencia.

Si supiera que el mundo se va a acabar mañana, yo, hoy, todavía, plantaría mi manzano. Martin Luther King

¿Qué cosas crees que no puedes?

¿A cuántas posibilidades te niegas?

¿Pensaste alguna vez en la importancia de agregar a tus declaraciones de impotencia, la palabra “todavía”?

Algunas personas malinterpretan este poder generativo del lenguaje. Creen engañarse a sí mismas cuando eligen uno determinado.

Lo expresan, por ejemplo, diciendo:

“Elegir cómo hablar es inventar una forma de conformarme”.

“Si no digo lo que pienso, como lo pienso, no estoy siendo sincero, honesto”.

Esta interpretación errónea deviene de la libertad de los seres humanos de crearse un mundo feliz o uno desgraciado. En ese ámbito, nadie puede hacer nada excepto el protagonista, o sea tú.

Ahora bien, ante las dos posibilidades de elegir: ser feliz o ser desgraciado. ¿Qué prefieres?

Es tan simple como eso, pero los seres humanos seguir leyendo


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Rita Tonelli

Ver blog
hace 1 año · 1 min. de lectura

El efecto Pigmalion. El poder negativo o positivo de las expectativas

Se llama Efecto Pigmalión a la transformación que ...

hace 1 año · 1 min. de lectura

Coaching... ¡Ahora, sí!

Es muy probable que ya hayas escuchado esta palabr ...

hace 1 año · 2 min. de lectura

Auto-exigencia o falta de auto-confianza... ¿Qué es qué?

Puedes leer este título como una pregunta o como u ...