David Sánchez González

hace 4 años · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

"Tiempo, no el suficiente... He visto cosas... (en 1.982)". La Metrópolis de Ridley Scott.





thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

(Nacho) Ignacio Orna

hace 4 años #6

#4
Me encanta ese cuadro.

David Sánchez González

hace 4 años #5

#2
Realmente pienso que la "María" de Metrópolis, es como la replicante Pris, y que la lucha final en la peli en blanco y negro, en lo alto de aquella catedral, remite a las escenas finales de "Blade Runner". Además, esa "cristología" de cruces, en Fritz Lang, pasa a la palomita blanca, la redención, y el clavo en la muñeca de Rutger Hauer, que sigue siendo impresionante :-)

David Sánchez González

hace 4 años #4

#3
Muy lenta; pero los primeros 15 - 20 minutos, son deslumbrantes; basados en el primer story board (bocetos visuales), de la primera; lo demás, yo pienso igual, pero es digna...

David Sánchez González

hace 4 años #3

#2
"Mírate eres el hijo pródigo... me sorprende que no hayas venido antes...". Grandes frases de Hampton Fancher, actor y escritor, y David Peoples. En ese ambiente de velas (muy recurrido en Scott después, ese "dios" que es asesinado por Batty, y que luego desciende con exagerados movimientos de estrellas en el ascensor, bajando esa pirámide truncada... El "ángel caído", con un rictus en el rostro. Dicen que tanto el director como el guionista, creo, se inspiraron en ese cuadro de Hooper, llamado "Nighthawkers", en el que se ve una cafetería de madrugada, antes del alba, con una pareja resacosa, y un camarero, más otra persona de espaldas... Ahí se ve la soledad del protagonista o Sebastian, en el edificio Bradbury. Luego Antwone Fuqua, la volvión a tomar prestada, esa idea, en "The Equalizer". Mucha gracias por comentar Mamen - Yoli, sois cinéfilas :-)

Mamen 🐝 Delgado

hace 4 años #2

Maravillosa tu reflexión David S\u00e1nchez Gonz\u00e1lez sobre la película. Recuerdo interminables conversaciones con mis amigos sobre el paso del tiempo, sobre ese "dios" dirigiendo la Tyrell Corporation (la luz que brilla el doble dura la mitad de tiempo), sobre la soledad (qué irónico todo, el hombrecito que se fabricaba amigos igual que ahora se acumulan los mismos en un mundo paralelo llamado, por ejemplo, Facebook...), los recuerdos (si recuerdas eres ¿humano?), los sentimientos por encima de los orígenes... No he visto esta segunda. Sinceramente no tengo muchas ganas de verla. El mundo ha cambiado, nosotros también. Pero lo que no cambio es el recuerdo de aquella cinta con la banda sonora retumbando en los bafles de mi coche, "one more kiss dear, one more sight...". Gracias David por traerlo a mi memoria.

(Nacho) Ignacio Orna

hace 4 años #1

Las películas son sólo los anuncios de lo que viene después.

Más artículos de David Sánchez González

Ver blog
hace 4 años · 0 min. de lectura

BREVE HISTORIA DEL SABER: LA CULTURA AL ALCANCE DE TODOS

*** Uno de los pocos libros que, a modo de resumen ...

hace 4 años · 0 min. de lectura

"El arte de la prudencia", de Baltasar Gracián.

Libro indispensable, de cabecera; lo recomiendo... ...

hace 4 años · 4 min. de lectura

A L I E N, un clásico muy actual...

Producción: Ivor Powell, Brandywine, Twentieh Cent ...