(Nacho) Ignacio Orna

hace 10 meses · 1 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

SOTA, CABALLO Y REY


SOTA, CABALLO Y REY


Uno de mis encargados en aquella empresa que teniendo estudios de física y matemáticas había iniciado y puesto en órbita aquel negocio y es que los números eran lo suyo. Y ya no solo es que supiera de números, sino que sabía enseñar cuanto sabía y disfrutaba con ello. Al finalizar el trabajo siempre daba una clase gratuita de Física o Matemáticas.


Tal fue su destreza en haber conseguido unas cifras record de ventas, cuando estaba todo en contra. Los dueños del negocio viendo tanto número se les hizo la boca agua y a los cinco años lo vendieron. El siguió manteniendo su ritmo y su trabajo puesto que de mantenerlo, dependía.


Hete aquí que cierto día una Multinacional se encaprichó de aquel negocio y lo compró y aunque mantuvo a todo el personal, empezó a hacer cambios drásticos a su imagen y semejanza. De esas Multinacionales, que estas todos los días de cursos fatuos para vender más, de esas que los de arriba que no se han batido el cobre en su vida se ponen esos sueldazos escandalosamente inmorales, porque ellos lo valen a base de machacar a las manos que hacen que vivan más que bien, pagando a dichas manos unos sueldos de miseria.


Pues con sus “novedosos” métodos ágiles, la Multinacional cada vez vendía menos. Las cifras iban al desastre. Implementaban cosas absurdas, sin ninguna lógica. Eso si para decirse que eran los mejores del sector ya que no tenían abuela, tenían un departamento de Marketing brutal, que se llevaba unos dineros salvajes.


Tratando de salvar la situación, dicho encargado hacía lo que podía y no entendía el proceder de la Multinacional. Una noche muy enfadado me dijo el secreto para que cualquier negocio funciones. Me estaba contando su secreto y me dijo esto es Sota, caballo y rey. Como no había tomado nota se lo pregunté días después y me dijo que ya no se acordaba de lo que me había dicho porque esas cosas le salían cuando estaba muy enfadado. Tuve mi oportunidad y no la supe ver, pero peor fue la Multinacional, que dicho encargado les incomodaba, al punto de que encontró otra cosa mejor y se fue.


Moraleja. Dicen que buscan talento, pero cuando lo tienen delante lo machacan, no vaya a ser que se descubra lo mediocres y trepas que son.

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de (Nacho) Ignacio Orna

Ver blog
hace 1 año · 1 min. de lectura
(Nacho) Ignacio Orna
hace 1 año · 1 min. de lectura
(Nacho) Ignacio Orna
hace 1 año · 2 min. de lectura
(Nacho) Ignacio Orna