Maríah Sánchez

hace 2 meses · 1 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Soluciones para pedir una hipoteca sin ahorros

Soluciones para pedir una hipoteca sin ahorros

Está claro que ahorrar es siempre la opción recomendable para las personas de clase media-baja, ya que así, con independencia de lo que ocurra en el futuro, es posible tener siempre la seguridad del colchón económico frente a contingencias. Es lo ideal, sí, pero no siempre es un objetivo realizable. De hecho, ahora que estamos viviendo una nueva crisis económica, entretejida esta con la crisis sanitaria de la pandemia del COVID-19, es posible que ya hayamos empleado nuestros ahorros para sobrevivir. Es lo que las personas afectadas por un ERTE, o aquellas que se han quedado directamente sin empleo, o las que han cerrado su negocio, han tenido que afrontar.

En estas circunstancias, ¿podemos realmente soñar o planificar la opción de comprar una casa sin ahorros, o nos tendremos que conformar con seguir viviendo de alquiler, tal vez compartiendo piso para ahorrar gastos? A fin de cuentas, ya se había convertido en una especie de lujo esto de comprar casas antes de marzo de 2020. Sin embargo, y en contra de lo que pueda parecer a simple vista, hay soluciones y sí que podemos aspirar a pedir una hipoteca sin ahorros.

Una de las soluciones más útiles, de hecho, pasa por evitar el contacto directo con nuestro banco y delegar en intermediarios, que disponen de herramientas y recursos para conseguir beneficios en nuestro nombre. Porque nosotros, como ciudadanos, tal vez podamos tener ideas superficiales sobre algunas soluciones para adquirir hipotecas, pero hay tantas que sin duda se nos escaparán la mayoría. Por ejemplo, la alternativa práctica de pedir hipotecas al 120 por cien, una operación difícil, pero no imposible, que cubre los gastos del piso deseado más el 20% extra que tienden a exigir los bancos.

Como operación delicada que es, no podemos afrontar las condiciones y las negociaciones por nuestra cuenta y riesgo, sino que es mejor dejarlo en mano de expertos que sepan lo que hacen mucho mejor que nosotros. Esta y, por supuesto, otras similares. No se trata de creer en milagros, sino de tomar conciencia de que hay vías creativas que nos permiten comprar nuestra casa.


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios