Rita Tonelli

hace 4 años · 2 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Rumiaciones... la peligrosa palabra de moda

Rumiaciones... la peligrosa palabra de modaEscuché, esta mañana, que las Rumiaciones están siendo origen, en este momento de caos en Cataluña, del 90% de las consultas médicas. Me es imposible desde mi compromiso con la mejora continua, como Coach, permanecer al margen.

Este fenomeno del Coaching ( Le pertenece a los seres humanos por tener lenguaje, por hablar y escuchar, por vivir en relaciones que surgen de conversaciones y como fenómeno, se sustenta en nuestra capacidad para hacernos preguntas, cambiando nuestra manera de mirar una situación para que,  a partir de esa reflexión, cambien nuestras acciones. Marco Leone. Coach)

Desde el Coaching identificamos este estado con las palabras Conversaciones Internas. Y como ellas pueden ser el desencadenante  de que vivamos una vida feliz o una desgraciada, escribí este artículo, ya hace un tiempo que quiero compartir con todos ustedes, por lo que pudiera ayudar.

Conversaciones Internas. Tu Enemigo Más Potente

Rumiaciones… al decir de psicólogos y sociedad. Conversaciones Internas,desde el Coaching.

Terminé mi anterior post “Los Cuentos Que Nos Contamos” con la promesa de que en éste, conocerías a uno de los enemigos más grandes para tu desarrollo, que vive con vos… Tus Conversaciones internas.

Para eso, voy a referirte una historia real para introducirnos en lo que provocan las Conversaciones Internas.
Una líder de un multinivel en el que una de las fuentes de ingreso era la venta y a quien llamaremos María me presentó en una de nuestras sesiones de Coaching, el caso de una nueva afiliada a quién ella veía con un excelente potencial pero la señorita en cuestión, a quien llamaremos Susana, no lograba vender nada.
Le pedí que me refiriera un diálogo entre ellas, tratando de ser lo más literal posible.

Esta fue la conversación…

-Susana, ¿qué pasa? Quisiste hacer este negocio por propia iniciativa, tenés un entorno que por su poder económico y sus características es consumidor de nuestro producto, sabés comunicarte, tenés soltura, estás convencida de lo que vendemos. ¿Por qué te parece que no podés vender?

-Mirá, María. Supongo que lo que decís es cierto y yo lo intento pero pienso que quedaré fuera de lugar si vendo a mis compañeras y no siempre estoy tan segura de que puedan ser consumidoras, bueno, a veces creo que sí y a veces que no.

 Y siguió: Es muchísimo lo que tengo que vender por mes si es que quiero hacer una diferencia en mis ingresos. Yo no soy capaz de lograrlo, nunca he vendido nada, siempre he sido administrativa. Estoy acostumbrada a trabajar haciendo lo que me indican, no se planificar mi trabajo por mí misma, tengo miedo de equivocarme…

Y siguieron las excusas…

¿Y si el producto no resulta? ¿Qué hago? ¿Y si no me pagan? Porque yo lo tengo que entregar y esperar a que ellas cobren para que me paguen…y etc., etc., etc.
Pregunté a mi Coachee si sabía de dónde sacaba Susana todos estos argumentos, si había alguien que le estaba diciendo este tipo de cosas.
-No, absolutamente. Y lo que me sorprende más es que cuando se va de mi oficina, lo hace entusiasmada, con ganas…No sé qué es lo que pasa después.
Le propuse resignar una de sus sesiones para enviar a Susana en su lugar. Le hice ver que esto sería una inversión para ella.
Ya en la sesión con Susana y después de haber escuchado una conversación parecida a la que me relatara María, le pregunté:
-¿Quién dice todo eso?
-Nadie –respondió. Bueno, yo…
-¿Vos?
-Sí…yo…mi cabeza no para, digo y me desdigo, cuando voy a hablar con algún posible cliente…empieza todo esto y bueno, prefiero no hacer nada.
Trabajamos para desarticular este mecanismo, mantenerse alerta ante la producción de su “cabeza”, aprendió a chequear sus juicios y cambiarlos.
Fueron más de una sesión, por supuesto, hasta que supe que lo había conseguido.
Pasaron tres meses. En sesión con María pregunté:
-¿Y Susana? ¿Cómo le va?
-No te imaginás…Está en el puesto número dos, sumó a su venta dos productos nuevos, me sorprende día a día. No entiendo… ¿Qué habrá pasado?
-Sólo pudo dominar a su peor enemigo…su Conversación Interna.

La Conversación Interna es esa voz interior que puede llevarte a Seguir leyendo



"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

(Nacho) Ignacio Orna

hace 4 años #2

Pues habrá que ver lo bien que le va a sentar a quien se llame Rumyana

(Nacho) Ignacio Orna

hace 4 años #1

Pues fijate lo bien que le va a sentar a quien se llame Rumyana

Más artículos de Rita Tonelli

Ver blog
hace 1 año · 1 min. de lectura

Coaching... ¡Ahora, sí!

Es muy probable que ya hayas escuchado esta palabr ...

hace 1 año · 3 min. de lectura

Coaching y Adaptación. Perla de Coaching 148

Coaching y Adaptación. Perla 148 · En vida, el ho ...

hace 1 año · 1 min. de lectura

“Todavía”… La Palabra Que Te Cuida

«Todavía» La palabra que te cuida… ¿Por que? ¿De q ...