Carlos Pérez-Grueso Gómez

hace 3 años · 5 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

¿Qué relación hay entre la batalla de Bailén (Jaén) y las soleadas Baleares?

¿Qué relación hay entre la batalla de Bailén (Jaén) y las soleadas Baleares?Cg
=
=
oO
©
00
oO
0

               La Rendición de Bailén de Casado del Alisal -Museo del Prado de Madrid-

Esta "foto finish"  de la rendición de los franceses a las fuerzas españolas, dirigidas por el General Castaños , representa una imagen idealizada de cómo le habría gustado al pintor, Casado del Alisal (1832-1886), que se hubiera producido. Realmente, la capitulación se firmó en una casa de postas de Andújar y ante sólo dos de los Generales del bando español. Un dato a resaltar. El General San Martín, libertador de Argentina, Chile y Perú, luchó en esta batalla, también por la libertad.

Casado del Alisal debía ser un poco seguidor de la serie Walking Death , porque, en el lienzo, "aparecen muertos". La verdad es que ya están todos cultivando malvas, pero, en el momento en que lo pintó, ya a alguno de los protagonistas les faltaba el aire.

Tuvo como modelo la grandiosa obra de Velázquez, La Rendición de Breda, también llamada, Las Lanzas. La distribución de los ejércitos es similar e igualmente, aparece un fondo humeante que representa el campo de batalla. Como véis, el centro de atención se sitúa en la figura de los representantes de la contienda. Este lienzo historicista, de grandes dimensiones, ¿Sabéis dónde lo pintó Casado del Alisal?..., en París. ¡Quizá con recochineo!. 

Esta cuadro  tuvo bastantes críticas porque, en el gesto de Castaños, se da la sensación de que él es el vencido, sobre todo por la altanería del personaje que se encuentra frente a él, el general francés.

fd9f0505.jpg


 

582e9f47.jpg

Repasemos un poco a los actores principales. El personaje que va con casaca roja es el General Gobert, jefe de la división de coraceros  que había muerto en batalla. ¡algo más que el pañuelo en la cabeza y el brazo en cabestrillo le habría hecho falta para estar presente!

f3b00cca.jpg

El general de uniforme blanco que saluda cortesmente, es el General Castaños . Tiene frente a sí al General Du Pont que, orgulloso, se rinde. Es famosa la frase que, parece que pronunció el general francés "Os entrego esta espada, vencedora en cien batallas", y Castaños, con fino sentido del humor respondió "Pues yo, es la primera que gano".

Detrás de Castaños, cubierto, se encuentra el Mariscal de Campo suizo, Teothore Von Reding. Éste general es el que realmente debió llevarse el honor de la victoria. En la batalla se enfrentaron divisiones de caballería suiza que, al verse cara a cara, parece ser que no pusieron toda la carne en el asador a la hora de combatir entre ellos. Se dice, aunque no está confirmado, que los suizos "afrancesados", se pasaron al bando español. 

Castaños llegó a Bailén cuando ya había finalizado la batalla y se limitó a ultimar la rendición. Se rindieron 17.000 soldados y se acordó que navíos ingleses los trasladarían a Francia. Los ingleses se negaron y fueron llevados, la mayor parte, a la isla de Cabrera (Islas Baleares). Realmente no fueron unas vacaciones para ellos. Murieron en pésimas condiciones la mitad). 

Sigamos con el cuadro. En el lienzo, al lado de Reding está el General Manuel de la Peña, al mando de la tercera división y que dirigió, entre otros, a un grupo de más de 400  garrochistas andaluces , fundamentalmente de Jerez de la Frontera y Utrera, que con sus trajes de faena del campo y cambiando sus puntas por acero, sin espada ni fusil, fueron al encuentro del ejército más temible de la época. Sólo sobrevivieron alrededor de una cuarta parte,  porque cuando hacían retroceder a los Dragones, se internaron en una zona de olivos donde les esperaban fusileros apostados.
 

Parte de la victoria en Bailén se debió a la resistencia de los vecinos de las poblaciones de Santa Cruz de Mudela, Valdepeñas  (Ciudad Real) y a la labor de los guerrilleros. Una partida de soldados franceses fueron desalojados de Santa Cruz de Mudela y buscaron auxilio en la cercana Valdepeñas. Los vecinos habían organizado una Junta de Defensa. Los franceses, ya advertidos intentaron entrar en la población a paso de marcha y con tambores. Se hicieron repicar las campanas llamando a los vecinos a las armas, y "se armó la Marimorena". Las mujeres , capitaneadas por Juana Galán, apoyaron a sus maridos e hijos lanzando a las tropas todo tipo de elementos arrojadizos, así como agua y aceite hirviendo. Una vez heridos los soldados en la calle, bajaron de sus casa a rematarlos. Dicen las crónicas que sólo se salvo un niño que era pífano. En represalia hubo una carga de caballería francesa por parte de los Dragones que, igualmente fue repelida. La única manera de avanzar que tuvieron fue ir quemando casa por casa. Aún así, las bajas eran numerosas, de manera que se alcanzó un acuerdo. Los vecinos les darían provisiones para un día a los invasores y los franceses recogerían a los heridos y muertos y continuarían su camino.

El Camino Real, por donde debía pasar el ejército francés, estaba controlado por los guerrilleros que interceptaron un correo para el General Du Pont, y que remitieron al General Castaños ayudándole a plantear la batalla. En esta zona fue famoso el guerrillero llamado "Chaleco" que llegó a ostentar el cargo de Coronel. Acabó ejecutado por orden de Fernando VII, al igual que muchos otros patriotas.

En el desarrollo de la gran batalla , tuvieron gran significación las mujeres de Bailén que abastecieron de agua a las tropas españolas. Imaginad la escena en un 19 de julio, a más de 40 grados, dicen que 44,  y con parte del campo de batalla con vegetación de monte bajo en llamas. Además, el agua era fundamental para bajar la temperatura de los cañones. Se habla mucho del General invierno en Rusia, pero, no le va a la zaga el General verano en Jaén. 

ebb77bc5.png


 

Actualmente, en el escudo de Bailén, se puede observar un cántaro con un agujero de bala por el que se ve agua. También podéis observar, a la derecha, un águila imperial boca abajo, como si fuera un pollo muerto, ¡Y es que tienen guasa!. Se dice que María Bellido, una mujer de esta localidad, al intentar dar de beber al General Reding elevando la vasija, ésta fue agujereada por una bala y María, sin inmutarse, recogió un pequeño trozo en el que quedaba algo de agua y se lo ofreció al General.

La derrota de Bailén fue la primera del invicto ejército de Napoleón, corriendo la noticia como la pólvora por toda Europa, y demostrando que "Los Imperiales" podían ser vencidos. José I Bonaparte, rey impuesto por Napoleón, huyó de Madrid cuando le comunicaron la derrota de Bailén. Ya sabéis que, a raíz de ello, el propio Napoleón entró en España con otro ejército y, aún  la guerra se alargó hasta 1814.

Realmente, la historia puede darnos lecciones para el presente y futuro, éste capítulo tan particular fue una muestra.Tenemos un carácter, en general, que tiende a ser individualista, altivo, pero, si hubiera un gobierno que pudiera aunar esas actitudes, conocimientos, humanidad y creatividad en un objetivo común a todos y.......nos lo creyéramos, podríamos alcanzar cotas muy altas en todos los ámbitos de la vida, tanto profesional como personal. Sobre todo los jóvenes, tenéis unas características y una formación, que si podéis desarrollarla y compartirla, os llevará muy lejos. Confiad en vosotros y no cejéis en el empeño.

Bueno amig@s, espero que os haya resultado de interés una historia tan lejana y cercana a la vez. Cuidaos y cuidad a quienes os rodean.

"""""

group_work en Historia

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Carlos Pérez-Grueso Gómez

Ver blog
hace 1 mes · 1 min. de lectura

Más que nunca hay que desarrollar las habilidades que cada uno tiene

Estimados amig@s, · Llevo tiempo en Bebee escribie ...

hace 8 meses · 2 min. de lectura

StoryTelling en la Venta

Los antiguos griegos eran unos cuentistas, ... así ...

hace 1 año · 3 min. de lectura

Ayudando y disfrutando de las compras al aire libre -Majadahonda (Madrid)-

Amig@s, tenemos que divertirnos y · seguir pasando ...