Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 10 meses · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

¡Qué fuerte...:57,8º de cerveza!

¡Fortísima!

No es que se suba a la cabeza. Es que se sube y se pasa del ático, por muy alto que esté. Y busca las nubes. De ahí para arriba… Como un cohete… Se llama STRENGTH IN NUMBERS.

No se sabe bien si porque su ingesta disminuye las fuerzas de un consumidor que acaba “haciendo el número” con tanto alcohol entre sus cañerías, pero lo cierto es que la nueva cerveza ha alcanzado el dudoso honor de batir el récord mundial de graduación alcohólica.

El curioso líquido vio la luz en las instalaciones de SCHORSCHBRÄU, en Alemania. Se trata de una Eisbock, peculiar estilo de cervezas de alta graduación que se congelan para posteriormente eliminar el hielo (y, también el agua), lo que provoca una concentración extra de su contenido alcohólico.

Además, la nueva marca incluye en su explosiva mezcla una parte de Death or Glory, célebre Golden Ale belga de la factoría BREWDOG, destilada en hielo y almacenada en barriles de güisqui durante 10 años.

Para quien desee probarla, lo más aconsejable será que se tome un chupito, y la saboree poco a poco. Con un volumen muy superior al de la mayoría de bebidas espirituosas, mejor andarse con mucho cuidado. No es recomendable ni para acompañar a las comidas. Lo más probable es que al curioso consumidor que la ingiera habrá que acompañarle a casa. Ya se sabe: “si bebes, no conduzcas”.

Lo cierto es que nada más lanzarla al mercado ha agotado existencias en 24 horas. Y eso que su precio no es nada económico: 28,95 libras (o 32,28 €).

El producto es el resultado de la enconada guerra comercial por conseguir la cerveza más fuerte. Empezó en 2008, cuando los alemanes presentaron SCHORSCHBOCK 31 (parece pronunciación de borracho), que con su 31% de volumen alcohólico, se convirtió, aunque solo efímeramente, en "la cerveza más fuerte del planeta".

11 meses más tarde, BREWDOG llegaría hasta los 32º de volumen con su nueva TACTICAL NUCLEAR PENGUIN, que ya tenía bastante de bomba. Y en cierta forma lo es porque debe hacer saltar por los aires el sentido del gusto.

Entonces SCHORSCHBRÄU -¡hip!- presentó una nueva de 40% y BREWDOG contraatacó en febrero de 2010, con SINK THE BISMARCK, que llegaba a los 41º. Pero los alemanes no se rindieron y -ya sin preocuparse por crear nuevas marcas- elaboraron los 43º en su nuevo lanzamiento, que solo pudo ser superado 2 años después por la competencia, con una cerveza bautizada END OF HISTORY, de 55º, y que se vendía dentro de ardillas y comadrejas disecadas al precio de borrachera de 1.000 $.

Pero END OF HISTORY no fue el final de la historia. La guerra continuó hasta que llegó el armisticio cervecero para ambas marcas. El resultado ha fermentado en una nueva sociedad creada por las 2 compañías ya socias en un proyecto conjunto. Una joint venture para beber a sorbitos, con máxima cautela.

¿Qué será lo próximo? ¿Habrá alguna persona dispuesta a meterse entre pecho y espalda una nueva cerveza con aún más grados?

Mientras sea de su agrado…

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Qué fuerte...:57,8º de cerveza!


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 5 meses · 2 min. de lectura

¡Póngame 2,99 € de pijama!

Vestir el cuerpo sin desnudar el bolsillo. · Pren ...

hace 6 meses · 1 min. de lectura

Spa para melones.

Me refiero al fruto de la melonera. · No a las pe ...

hace 6 meses · 2 min. de lectura

El perfume de NETFLIX.

Es un perfume de película. · Lo de NETFLIX es hac ...