Maria Angeles Galindo Maza

hace 4 años · 1 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Princesa Leia

Era muy pequeña cuando por el año 1984 por primera vez te descubrí, Princesa Leia, con tu túnica blanca y tu original tocado.

Mientras jugaba con esas pequeñas piezas de construcción que son los Legos quien me iba a decir a mi, que luego serias tan famosa que hasta que protagonizarías nuevas aventuras en películas y juguetes como los Legos.

Son tus mejores amigos;

Aunque tuvieras hermanos mas pequeños te podías pasar horas y horas jugando en tu cuarto o en el salón construyendo fantásticas historias.

Estimula la creatividad:

Esta es la mejor parte, el límite es tu imaginación, bueno, en realidad la cantidad de legos que tengas, pero eso puede solucionarse.

El punto es que puedes crear casas, automóviles, aviones, seres extraterrestres o criaturas que solo existen en la mente de cada quien.

Puedes jugar con ellos sin tenerlos físicamente

Es como lo contaba anteriormente, diseñaba lo que iba a construir. Es decir, no solo son las horas que te pasas construyendo y, posteriormente, jugando. Existe una gran cantidad de horas previas que están dedicadas al diseño y el planeamiento.

Ahora, el problema (aunque en realidad no lo veo así) es que todas las horas dedicadas al planeamiento, se llevaban a cabo durante las clases escolares. Vamos, a casi nadie le gusta escuchar las clases del colegio.

¡Son indestructibles!

Bueno, quizá estoy exagerando un poco, pero no me van a negar que romper una pieza de lego es algo que casi rosa con lo imposible. Las piezas son tan duras y moderadamente pequeñas como para soportar grandes dosis de acción, a diferencia de muchos otros juguetes.

Conclusiones:

Estimulan la creatividad, no cuestan mucho, duran buen tiempo y son divertidos. Princesa Leia


"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Maria Angeles Galindo Maza

Ver blog