Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 1 año · 2 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Pasar el puente o "pasar del puente".

Lo acaban de inaugurar.

Como una nueva exaltación a los prodigios de la ingeniería humana. Es el puente escalonado sobre la cascada Vøringsfossen, en Noruega, desde el que casi se puede tocar el cielo, pero que resulta al mismo tiempo una invitación a morirse de miedo.

Es la mayor atracción turística que se acaba de inaugurar este verano tan atípico. Este puente de la cascada, no apto para cardíacos, y sí muy recomendable para valientes exultantes y deseosos de derrochar adrenalina, ofrece unas vistas increíbles del espectacular paisaje cerca de Eifjord en Hardanger, en el oeste del país.

Pasear a 150 metros de altura sobre una cascada de agua por una pasarela que parece flotar en el aire es el desafío que pocos se han atrevido a cumplir. Sus números asustan: 47 metros de altura y 99 escalones son las credenciales del puente de acero con pernos perforados en la roca que se acaba de estrenar el 21 de agosto pasado en el parque nacional Hardangervidda.

La majestuosa obra de ingeniería que pertenece al parque más grande de la región nórdica es la segunda. La primera, se completó en 2018 y la tercera comenzará en 2021 y contendrá también miradores, senderos, barreras de seguridad, instalaciones sanitarias...

El proyecto comenzó hace ya una década y cuando esté completo, el paseo por la garganta será todo un espectáculo para los sentidos. De momento, este segundo tramo se abría para que los visitantes pudieran cruzar el desfiladero por encima de la inmensa cascada y disfrutar, desde el mirador, de la espectacular vista de este valle estrecho, serpenteante, salvaje en pleno contacto con la naturaleza viva.

A distancia el puente parece una tarántula gigante a la que podría enfrentarse el aguerrido Indiana Jones. Ha sido encargado por la Dirección Nacional de carreteras públicas de Noruega para poder disfrutar de una de las cascadas más populares del país nórdico.

Ubicado en el valle de Mabodalen, conecta la capital, Oslo, con Bergen en la Nacional 7. Y, a pesar de sus 182 metros de salto de agua, no es la de mayor altura del país, que cuenta con 10 de las 30 más altas del mundo. Los 99 escalones sirven para salvar el desnivel de 15 metros entre las dos orillas y dicen que subir cada uno de ellos, con las agitadas aguas a pies del visitante hace levitar sobre el salvaje valle.

El puente es apto para niños y personas mayores, pero, de momento, no para sillas de ruedas. En la próxima fase contará con un sendero accesible para personas con movilidad reducida. Y también de una cafetería panorámica a la que llevar una Coca Cola, se antoja toda una proeza.

O sea, que de momento, ni a uno ni otro lado cuenta con un chiringuito en el que reponerse del susto. Tal vez por eso muchos visitantes prefieren lo contrario a pasar el puente.

Que es, precisamente “pasar del puente…”

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.expansion.com/fueradeserie/viajes/2020/09/01/5f48e3fd468aebb6148b45a5.html

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pasar el puente o "pasar del puente".


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

Bolsos: mejor que la Bolsa...

Si los firma HERMÉS, no hay mejor inversión. · Ol ...

hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

¡Póngame 2,99 € de pijama!

Vestir el cuerpo sin desnudar el bolsillo. · Pren ...

hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

La guerra mundial en la mochila.

No cabe toda, pero si una parte de ella. · Por mu ...