NIKE contra Satán.

Guerra de religiones.

El culto a la marca contra el culto al diablo. En esta ocasión el aquelarre lo ha organizado el rapero Lil Nas con la comercialización de las “Satan shoes”. La firma de Oregon ha demandado a los responsables de su diseño al considerar que infringen sus derechos de marca registrada.

Se fabricaron 666 pares, el número cabalístico de Lucifer. Incluían una gota de sangre humana y referencias al maligno. Aunque su precio era endemoniado -1.018 $- se agotaron en un minuto. Estaba previsto adjudicar por sorteo el par 666. El rapero haciendo un lucrativo negocio por deporte. Jugando con el morbo y los sentimientos. ¡Demasiado…!

¿A quién pertenece exactamente la sangre que contienen las Satan Shoes? Pues tal y como explicaba recientemente su creador en The New York Times, "6 de nosotros en el equipo dimos sangre" para el proyecto. De nuevo el fatídico número 6. La pregunta es: ¿quién quiere tener en su casa unas zapatillas con sangre de unos cuantos desconocidos?

No parece especialmente interesante, pero el marketing alrededor de las zapatillas es muy potente. Raya lo pecaminoso. Y estas son unas zapatillas para sentirse bad boy o bad girl. Morbo a tope. Pero a NIKE, que no tiene nada que ver con ellas, no le ha gustado la idea. Por eso ha instado la demanda.

Un juez federal de Estados Unidos se ha puesto del lado de la marca al ordenar a una empresa de Brooklyn que detenga temporalmente su venta. La sentencia llegó 3 días después de que la compañía del “símbolo boomerang” demandase a MSCHF PRODUCT STUDIO, alegando que el calzado negro y rojo con temática demoníaca lo incluye, infringiendo claramente sus derechos de marca registrada.

Los abogados de MSCHF argumentaron que las 'Satan Shoes' "no eran zapatillas típicas, sino obras de arte numeradas individualmente", siguiendo los pasos de las 'Jesus Shoes', basadas en el mismo modelo que NIKE lanzó en 2019 y que no levantaron tanta polémica. Pero el juez no ha “comulgado con ruedas de molino”.

Las zapatillas de edición limitada son versiones personalizadas de las Nike Air Max 97. Además de la gota de sangre humana, incluyen una mención a "Lucas 10:18", el pasaje bíblico que hace referencia al descenso de Satanás al averno.

La marca “ha puesto el grito en el cielo” ante una acción que puede condenar su imagen a un precipitado descenso a los infiernos. Ha dicho basta. Hasta ahí podríamos llegar.

¡Qué demonios…!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.niusdiario.es/vida/tendencias/nike-consigue-tribunales-no-se-vendan-satan-shoes-zapatillas-diabolicas-rapero-lil-nas-x_18_3118245320.html

https://www.codigonuevo.com/sociedad/nuevas-zapatillas-nike-sangre-humana-desatan-polemica

https://twitter.com/LiamJson/status/1381416048814129155

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NIKE contra Satán.


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios
Tienda Zero Waste

Tienda Zero Waste

hace 1 mes #2

#1
Cierto, pero ¿realmente se podrían incluir en la demanda?

Marelys Torres

Marelys Torres

hace 1 mes #1

Es lógica la reacción de Nike, pero ¿qué pasa con las zapatillas modificadas que ya se habían entregado a los compradores? Y, por otra parte, por qué no tomaron acciones antes, cuando lanzaron las Jesus Shoes, igual estaban infringiendo sus derechos. ¿Se pudieran incluir estas en las demanda?