Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 6 meses · 2 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Narangas.

Sin gas…

Las naranjas no tienen gas. Ya se encargó de recordárnoslo TRINARANJUS en una campaña de publicidad hace años. Pero sí sirven para producir gas. Lo ha comprobado el Ayuntamiento de Sevilla.

La capital hispalense tiene 47.776 naranjos repartidos entre calles, parques y jardines. Su flor, el azahar, desprende un agradable olor. Tanto es así que se trata de unos de los ingredientes más comunes en la elaboración de fragancias.

Pero no tienen utilidad para el consumo humano por tratarse de lo que coloquialmente se conoce como “naranjas bordes”; de sabor amargo. Quien sí las ha exprimido para sacarles el jugo del beneficio social es la tecnología.

De ellas se obtiene energía. Cada uno de esos frutos es, en potencia, una pequeña central eléctrica. Hasta el punto de que por sí solas las 60 toneladas procesadas en el proyecto piloto son capaces de abastecer a 250 hogares cada día.

Una excepción son los 1.053 naranjos de Los Reales Alcázares, un monumento de gestión municipal declarado Patrimonio de la Humanidad. Parte de esos frutos sí tiene un destino muy diferente. El consistorio recuperó el año pasado la tradición de enviar una muestra a la Casa Real británica para la elaboración de mermelada.

Se ve que a la realeza del Reino Unido le van los sabores fuertes. Al contrario que los “sinsabores” (tan amargos como las naranjas sevillanas) que últimamente le está provocando el comportamiento de algunos de sus miembros.

Hasta hace bien poco todas esas toneladas de fruta terminaban en un vertedero. Ahora se están usando para producir biogás con el que alimentar las plantas de cogeneración de las 4 estaciones depuradoras a las que llegan las aguas residuales de una capital andaluza con casi 2 millones de habitantes tirando de la cadena.

La ciudad ha decidido exprimir una gran idea: conseguir que, además de azahar y de estampas de postal, los frutos de esos árboles que adornan su red viaria y sus zonas verdes sirvan para producir energía eléctrica. Según explica, David Guevara, delegado municipal de Transición Ecológica, plantearon la posibilidad de añadirlas a los residuos orgánicos para producir el gas que alimenta a las plantas de cogeneración.

Destinaron una pequeña parte de la producción de los naranjos, unas 20 toneladas, a la cogeneración de energía eléctrica. El resultado fue tan positivo que este año casi van a triplicar esa cantidad.

El procedimiento es el siguiente: se separa el zumo de la cáscara, que se destina a compostaje para producir abono. El líquido obtenido se envía a unos grandes tanques llamados digestores en los que se mezcla con lodos y otros residuos que son sometidos a un proceso llamado digestión anaerobia.

En ausencia de oxígeno, y por una reacción química espontánea y natural, las bacterias degradan la materia orgánica mediante procesos metabólicos y producen metano y dióxido de carbono a modo de residuos. La alta capacidad calorífica convierte a ese biogás es un combustible idóneo para que los equipos de cogeneración puedan producir electricidad.

Ese proceso tiene un coste pero, en proporción, sus ventajas son infinitamente superiores. El ahorro de emisiones de efecto invernadero es muy superior al producido por las naranjas que acaban pudriéndose a la itemperie. Por no hablar del avance que supone en el objetivo del Ayuntamiento de reducir en un 45% los residuos.

A medio plazo el plan de los técnicos de EMASESA, la empresa pública que suministra y trata el agua de la capital, es aprovechar prácticamente toda la cosecha con el fin de abastecer a las plantas depuradoras. Incluso para fabricar gas que sirva de combustible a la flota de autobuses municipales.

Naranjas de Sevilla. No “naranjas de la China”. Expresión que se utiliza para dar a conocer al interlocutor que la afirmación no es creíble. Y eso que la China es el país de donde proceden originariamente los cítricos que cultivamos en las huertas españolas (entre ellos, las naranjas). Esa es la pura verdad.

De las naranjas sevillanas incomestibles se obtiene gas que podría utilizarse hasta para cocinar la comida que sí se come.

Así de cierto. ¡Créaselo…!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/medio-ambiente/2021/03/17/60508fb1fc6c83e8118b461a.html

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Narangas.

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios
Comment deleted C

hace 6 meses #1

Online Shopping Store In Pakistan-Buy Sexual Wellness Product In Pakistan Cash On Delivery Via Courir Service EtsyTeleOne.Com

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 5 meses · 3 min. de lectura

El pan que adelgaza...

…Bolsillos y cuentas corrientes. · Los cuerpos ya ...

hace 6 meses · 2 min. de lectura

El perfume de NETFLIX.

Es un perfume de película. · Lo de NETFLIX es hac ...

hace 6 meses · 3 min. de lectura

¿Y ahora qué...?

Aquellos polvos trajeron estos lodos. · Y son con ...