Mel Elices Agudo

hace 5 años · 1 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Los niños no son etiquetas andantes

¡Hola, gentecilla de beBee! Después de unos días de descanso, vengo de nuevo a dar un poquito de guerra y a producir miel otra vez. Hoy, quería hablar de las etiquetas infantiles. Estoy casi segura que muchos de vosotros habéis escuchado decir a alguien: "¡pero qué niño más malo!" "¡ay, pero qué bueno eres!" "¡eres un estudiante de diez!" o "¡ese estudiante es de cuatro!" Todos esos comentarios son etiquetas, y los que nos dedicamos a la educación deberíamos huir de ellas. ¿Por qué? Básicamente, porque cada niño es un mundo. Cada uno tiene su propia personalidad, su propia forma de pensar y sus propias ideas. Algunos, serán más nerviosos, más movidos, más investigadores y otros serán más tranquilos y más relajados. Pero eso, no significa que sean buenos o malos. 

Y más cuando la mayoría de la gente relaciona lo de ser bueno con niños que siempre están sentados, siempre obedecen, no se mueven y siempre dicen que sí a todo, y lo de ser malo con niños que necesitan estar haciendo cosas más tiempo, que preguntan, que a veces no obedecen y que tienen una curiosidad infinita por todo. De igual manera, pasa en las aulas. Son muchos los maestros los que no dejan de decir a los estudiantes que son alumnos de diez, de ochos o de cincos. Quizás, ahora mismo estaréis diciendo que las etiquetas siempre se han venido utilizado durante mucho tiempo, pero hasta ahora no nos hemos dado cuenta del daño que pueden hacer al desarrollo de los niños o jóvenes. 

Los niños no son etiquetas andantes

- Pueden provocar una baja autoestima y un pobre autoconcepto.

- Pueden provocar discriminación y humillaciones en el aula. 

- Pueden crear una excesiva competitividad entre los estudiantes. 

- Puedan provocar muchas presiones que quizás desencadenen en estrés, agobio, ansiedad e incluso depresión. 

- Pueden crear desigualdades sociales. 

Y posiblemente haya muchísimos motivos más por los que usar etiquetas tanto en casa como en los centros educativos puede convertirse en algo muy peligroso para los estudiantes y para los hijos. Los maestros tienen que respetar cada ritmo de los alumnos y tienen que alejarse de los términos "alumnos perfectos" "alumnos excepcionales" o "alumnos vagos". Y los padres deben procurar no catalogar a sus sus hijos en "niños buenos" o "niños malos", porque simplemente son eso, niños. 

Artículo escrito por Mel Elices, fundadora de los blogs Nunca jamás y yo y Aprendiendo en Positivo

"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Mel Elices Agudo

Ver blog
hace 1 año · 1 min. de lectura

ACOSO ESCOLAR: ¿puede ser que nazca en el contexto familiar?

¡Hola, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero q ...

hace 1 año · 1 min. de lectura

¿Por qué la FORMACIÓN ONLINE ha cogido fuerza en 2020?

¡Muy buenas, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Esp ...

hace 1 año · 1 min. de lectura

¿Hay ofertas de trabajo abusivas para educadores infantiles?

¡Hola, grupo! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero qu ...