Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 1 año · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

El fútbol necesita otro balón.

Esta vez, de oxígeno.

Con la pandemia de las pelotas (¡con perdón!), el balón del negocio ha pinchado. El esférico, tan redondo él (como los beneficios que proporcionaba), se ha desinflado. Se ha quedado en el vestuario. Por muy reglamentario que fuese, no ha tenido más remedio que dejar de moverse por el césped.

Como una patada en la espinilla, de las que duelen. Así es la sensación que produce el desaliento de un virus que ha metido un gol por la escuadra a las expectativas de los balances del deporte rey.

El dolor económico lo empiezan a sufrir unos clubes y un negocio que hasta ahora movían miles de millones. La caja registradora se las prometía tan felices una temporada más.

Nadie se esperaba este cambio en las reglas del juego El árbitro se ha infiltrado en todos los estadios. Ha pitado falta y ha acabado de golpe con la fiebre futbolística de socios, simpatizantes y aficionados. Trae otra fiebre, mucho más dañina. “La peña” se ha quedado momentáneamente huérfana.

Convertido en un negocio cada vez más lucrativo, que solo en Europa ha multiplicado por cinco su capacidad de generación de ingresos en los últimos 20 años, ahora ve amenazada su bonanza económica por el Covid-19. ¡Menudo fichaje! Tan inesperado que la duda es si los torneos podrán terminarse o no. Y, si así sucede, en qué condiciones.

Entre 2009 y 2018, año con los últimos datos disponibles de la UEFA, los ingresos en el conjunto del fútbol europeo crecieron un 80%, hasta los 21.100 millones de €. En ese mismo porcentaje lo hicieron los costes salariales, pasando de 7.500 millones a casi 13.500. El gasto en traspasos lo ha hecho en mayor medida, un 173%, de 1.668 millones a 4.555.

Sueldos y fichajes sumados representaban en 2018 el 85’5% de los ingresos totales, por el 78% de 2009. Las medidas de control económico han mejorado la solvencia, pero el alza de beneficios no ha sido tan exponencial.

Ahora ni la liga, ni la copa, ni la Champions, ni todas las demás competiciones pueden saltar al terreno de juego. Consecuencias: no hay derechos televisivos que pagar. No hay paquetes audiovisuales para vender. No hay entradas. No hay quinielas. En 3 palabras: no hay recaudación...

La crisis del coronavirus provocará una recesión en torno a los traspasos y volverán fórmulas ya olvidadas para paliar los daños económicos. Se acabaron los fichajes de 100 millones y se apostará más por el trueque de jugadores. Economía de escasez. Así cambiará el mercado del fútbol.

Entre los posibles escenarios, el más factible es que parte de los partidos se disputen a puerta cerrada, cuando no una cancelación total de los eventos. Este caso sería el más gravoso.

Javier Torres, director en la consultora KPMG SPORTS, valora el impacto económico. Ya está calculado: entre 3.450 y 4.000 millones de € "fuera de juego" para las cinco grandes ligas europeas. 950 en el caso de la española. ¡Adiós a los ingresos por patrocinios, ventas de entradas y, en cierto modo también, de productos oficiales.

Se estima que el valor total de traspasos de los jugadores de las cinco grandes ligas (PREMIER LEAGUE, LA LIGA, SERIE A, BUNDESLIGA y LIGUE-1) disminuirá un 28%. De 32.000 millones de € a 23.000. Esta caída se vería representada por varios factores, que van desde la edad de los jugadores hasta el rendimiento más reciente o la duración de los contratos.

Pero la familia del fútbol puede respirar tranquila. Sin mascarilla y a pleno pulmón. La FIFA ya trabaja en un rescate para los clubes de unos 2.700 millones de $. Y es que ningún virus puede matar a la “gallina de los huevos de oro”. A miles de personas, pase. Al fútbol, no. Ni hablar. ¡Faltaría "plus"!

Por primera vez en la historia unos señores que visten de pantalón corto se ven en la necesidad de reducir sus salarios. Y para esto sí que no estaban entrenados. Ningún problema, porque para una cesta de la compra generosa tienen. Y de sobras…

Pero todo parece indicar que durante el resto de temporada, el fútbol “no se pondrá las botas”.

Ni las de jugar, ni las de los beneficios.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/03/26/companias/1585231493_016246.html

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/03/30/companias/1585569363_533445.html

https://www.elperiodico.com/es/deportes/20200331/el-madrid-ya-estudia-recortes-salariales-por-el-coronavirus-7912468

https://www.lavanguardia.com/deportes/futbol/20200331/48219199962/fifa-plan-economico-coronavirus-clubs.html

https://www.lavanguardia.com/deportes/futbol/20200331/48219199962/fifa-plan-economico-coronavirus-clubs.html

https://www.elmundo.es/deportes/futbol/2020/03/30/5e737607fdddff1b1b8b4608.html

https://www.expansion.com/directivos/deporte-negocio/2020/03/31/5e83af67468aebd94b8b45c7.html

https://www.elespanol.com/deportes/futbol/20200406/acabaron-fichajes-millones-vuelve-trueque-cambiara-mercado/480453266_0.html

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El fútbol necesita otro balón.


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 1 semana · 2 min. de lectura

Indultada.

Tenía los días contados, pero… · Al contrario de l ...

hace 2 semanas · 2 min. de lectura

El balance de NEW BALANCE.

Bastante negativo… · Por lo menos en lo que hace r ...

hace 4 semanas · 2 min. de lectura

La muñeca que perdió un cromosoma.

Se le quedó por el camino. · Mientras la ensamblab ...