Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 5 años · 1 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

El color del dinero.

La llama roja del BANCO DE SANTANDER se apaga.

Al menos en Alemania. Puede ser de otro color, pero roja no. Después de 10 años de litigio contra la Asociación de Cajas de Ahorro -Sparkassen- el rojo HKS14 del banco español está definitivamente condenado. El de las entidades alemanas es el HKS13. Aunque el del SANTANDER sea un número mayor, tenga un dígito más, no vale. Ni siquiera con el argumento de que “todo sube”.

El litigio, durante este tiempo al rojo vivo, ahora ha llegado a su punto de no retorno. Agotados todos los recursos, tras una larga carrera judicial, la defensa del banco español por lo que hace referencia a su identidad cromática ha perdido.

La Asociación de Cajas de Ahorro aduce que ellas llegaron primero. Y quien da primero da dos veces. Toma posesión.:“el rojo es mío”. Y no hay más que hablar. No vamos a hacer más sangre del tema, que (curiosamente) también es de color rojo. Excepto -según dicen- la de determinados príncipes y reyes.

“Verde, que te quiero verde…” ¿Serán verde el nuevo logotipo y símbolo del SANTANDER alemán? Después de tanto tiempo siendo unos rojos, ahora toca cambiar. Es lo que tiene implantarse en otro país distinto al de origen. Se corre el riesgo de que “te saquen los colores”. Más concretamente, el color.

Pero ¿de qué color es el dinero? La verdad no debería importarnos mucho. Mientras sea moneda de curso legal y sirva para comprar. Hay billetes azules, verdes, lilas, marrones, rojos…De muchos colores… Incluso existe el dinero negro. Si se tratase solo de eso, el tema estaba resuelto. Porque de ese también hay. Tanto en las cajas alemanas como en el SANTANDER. Seguro. Y a sus propietarios no les preocupa en exceso que sea tan feo, siempre que pueda lavarse y pasarse a blanco, claro. En ese punto es el más apetecible. No hay color…

La praxis dentro del mundo de la identidad corporativa recomienda que las entidades y firmas que se dediquen a una misma actividad utilicen, el color lo más alejado posible de la competencia. Por la sencilla razón de distinguirse y distanciarse. COCA COLA es roja; PEPSI COLA es azul. Lo difícil es cambiarlo cuando ya se tiene una historia o, peor aún, cuando el arco iris se queda pequeño porque toda la gama cromática ya está ocupada.

A los daltónicos la discusión se la lleva al pairo; les dará lo mismo, pero es un colectivo muy pequeño. Su opinión no interesa.

Como se suele decir, “para gusto los colores”. Para disgusto, el del SANTANDER.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://www.elespanol.com/economia/empresas/20160805/145485803_0.html

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El color del dinero.
"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 2 días · 4 min. de lectura

¿Nos toma el pelo AMAZON?

Posiblemente. · Y esta vez sin venir a casa. Es el ...

hace 1 semana · 3 min. de lectura

Champán espectáculo.

Y de los caros. · Descorcharlo es todo un ritual. ...

hace 2 semanas · 2 min. de lectura

El balance de NEW BALANCE.

Bastante negativo… · Por lo menos en lo que hace r ...