El autismo y la verdad

El autismo y la verdad


Aquel niño era diferente. Se enfadaba mucho y se irritaba cuando no se le daba lo que pedía.

Eso, el aleteo de sus manos y sus continuos balanceos le hacían parecer un ser extraordinariamente diferente, pero tenía algo que a los demás les costaba conseguir, él lo hacía sin darse cuenta, como un don, como si no conociera la mentira o no supiera vivir mintiendo a los demás. Era un ser excepcionalmente sincero.

Quizás fue así  cómo empezaron a llamarle LA VERDAD.

Ya no recuerda quien le puso este apodo, pero nunca más nadie le llamó por su nombre, para referirse a él siempre le llamaban: LA VERDAD.

LA VERDAD creció en un mundo verdaderamente hostil para él, pues ni le entendían ni le querían, y a la gran mayoría de la gente le incomodaba pasar una tarde con él, pues LA VERDAD tarde o temprano le haría pasar un rato incómodo que rompía con lo establecido por la sociedad como normal.

En este mundo era normal decirle a alguien que sus zapatos recién comprados eran bonitos para no herirle; para ello, los normalesse habían inventado un concepto que se utilizaba muy a menudo, era popularmente aceptado e incluso se transmitía de generación en generación: las mentiras piadosas.

Según ellos, las mentiras piadosas, podían decirse a los demás para no herirles, sin embargo ni siquiera esas mentiras eran comprendidas por LA VERDAD.

En su entorno ya eran conocidas las historias que le habían hecho casi famoso en el barrio. Como aquella en la que un amigo suyo de toda la vida le dijo que le había dejado su novia de siempre y que la mujer era una mala persona. LA VERDAD, mirando hacia otra parte, le dijo:

.-La mala persona eres tú. Por esto te ha dejado. Nunca estuviste pendiente de ella. Jamás le reconociste nada. Tampoco la hacías feliz. ¿Qué esperabas? ¿Que condenara su vida a que tú un día te levantaras conociendo el amor que se debe tener a tu pareja? Es normal que te dejara. Déjala que busque su felicidad en otro sitio y con otra gente. Y tú sigue tu camino.

Le hizo llorar.

O aquella otra en la que los niños del colegio arrinconaron a un niño más débil y le hicieron que confesara que había sido él, con otros niños, el que había rayado el coche de la directora. LA VERDAD, al oír que habían.......  Seguir leyendo :)

Reflexiones de una persona con autismo


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Bill Stankiewicz, \ud83d\udc1d Brand Ambassador thanks for your words. They help me keep writing. a big hug

It is a difficult job raising a child with a mental illness, it some ways it was very sad for me to read but there is always hope as log as you continue to be kind and have lots of love. Many thx for sharing, having been in your shoes and wearing them every day.

Más artículos de Francisco Jose 🐝 Paredes Pérez Global Brand Ambassador

Ver blog
hace 4 meses · 3 min. de lectura

Un día malo en el autismo que se convierte en bueno ¿Quieres saber que pasó?

Ese hombre me hizo llorar de alegría de emoción……. ...

hace 1 año · 1 min. de lectura
hace 1 año · 1 min. de lectura

Seleccionando personas te puedes confundir

En mis dos últimos trabajos, he tenido la oportuni ...