Jesús A. Meza Morales

hace 3 años · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

¿El antiespañolismo catalán abrirá posibilidades a los profesores sudacas de español como lengua extranjera?

En este texto busco resaltar que hace un año, exactamente en octubre de 2017, realicé una caricatura para mi blog Balbuceo ilustrado en la que planteaba una reflexión vinculada a las políticas lingüísticas relativas a nuestra lengua. Mediante un dibujo que resulta un poco autorretrato, aunque adelgazado y rejuvenecido, el personaje de la viñeta mira al cielo y clama con sus manos levantadas preguntándose si el independentismo catalán pudiera representar una oportunidad para su difícil tarea de abrirse un espacio como profesor de español para extranjeros en la madre patria. 

Mi percepción, es que mi dibujo no cayó muy bien. Parece que los españoles se niegan a aceptar las razones catalanas y se empeñan en masajear el discurso statuquoista pro Estado monárquico. Cada quien tiene su percepción, pero al viajar de un lado a otro por España, vivir, estudiar y trabajar en varias ciudades durante cinco años resulta evidente que el rechazo es una realidad. 

No es un secreto para nadie que España atraviesa una crisis muy importante ante la pretensión independentista catalana. Tampoco es un secreto que, no solo en España sino por extensión en Europa, los centros de enseñanza y departamentos universitarios están controlados por especialistas españoles, con pocos hispanoamericanos. De igual manera, no es desconocido que la vanguardia teórica de la disciplina de la enseñanza de lenguas extranjeras se gestó, en español, en Barcelona. Y mucho menos que las universidades españolas hacen su agosto formando especialistas hispanoamericanos (además de locales e internacionales) pero luego se decantan por contratar a los que les garantizan la continuidad de su modelo (filólogos especialistas en lingüística y no tanto en cultura). 

La razón por la que me decido a compartir este texto es porque ahora, en noviembre de 2018, parece que aquella reflexión era más bien una prospectiva. La caricatura es la siguiente:

¿El antiespañolismo catalán abrirá posibilidades a los profesores sudacas de español como lengua extranjera?

Ayer 4 de noviembre de 2018, a través del DiarioOk trasciende que "el nuevo modelo lingüístico de la Generalitat plantea modificaciones en el sistema vigente para hacer frente a los 'cambios sociolingüísticos' en el aula (mayor presencia de alumnado procedente de países de América Latina). El documento (...) establece que el español debe adaptarse a esa realidad y, por tanto, su enseñanza se hará con distintos 'registros'". 

Está claro que lo que sucede, se expresa con la lengua y ésta no queda a salvo. Las medidas que se vienen tomando evidencian un conflicto importante. 

Yo, al ser emigrante de un país revolucionado en la que su sociedad se dividió por beligerancia política me parece que las posiciones en torno a las crisis de España denota que su transformación es imparable. No me atrevería a decir cuál es el escenario final, pero mientras tanto, en Catalunya vuelve a darse un paso al frente hacia la reivindicación de lo sudaca, desde el boom literario, pasando por la introducción de las traducciones de las vanguardias de la teoría sino también porque a pesar de que este tipo de medidas podrían verse como antiespañolismo, al mismo tiempo se justifican en realidades indiscutibles de una concepción pluricéntrica de la lengua y un reino desinflado de talentos autoexiliados.

También en 2017, el Think Tank de nuestra lengua más grande del mundo consideró que mi solicitud a la plaza de Técnico de Hispanismo no procedía y me eliminó porque, supuestamente, no tenía un mínimo de dos años de experiencia, pero en realidad había consignado una constancia de trabajo de su propia empresa pero no les dio la gana de aceptarla. Así se consolida el rechazo y el despotismo que tanto les caracteriza, frente a los otros hispanohablantes. Lo bueno es que cada día se avanza más hacia una concepción verdaderamente panhispánica de nuestra lengua. La mayoría hispanohablante es americana y hace siglos que dejó de ser europea. 

"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Jesús A. Meza Morales

Ver blog
hace 8 meses · 2 min. de lectura

Otro matiz del concepto "Competencia Panhispánica"

El corporativismo de las academias de la lengua es ...

hace 3 años · 1 min. de lectura
hace 4 años · 1 min. de lectura

¿Cómo busco socios y qué hago para no regalar mi ideas?

En este texto solo quiero compartir una reflexión, ...