Maria Luisa Gallego Bravo

hace 1 año · 5 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Efectos psicológicos asociados a la cafeína

   La cafeína es la sustancia estimulante más consumida a nivel mundial. Podemos consumirla de diferentes formas y en diferentes productos a lo largo del día, no sólo de forma rutinaria en nuestro desayuno o después de comer, sino también dentro de un contexto social amplio, valorando su calidad, sabor y forma de servirlo.

   La cafeína la encontramos en el café y sus productos derivados, en el té (en forma de teína), en el chocolate, así como en múltiples bebidas energéticas de diferentes marcas conocidas. 


Efectos psicológicos asociados a la cafeína

¿Qué efectos produce la cafeína en nuestro cuerpo?

   Como sustancia estimulante tiene sus efectos sobre los neurotransmisores del Sistema Nervioso Central, no obstante también influye en el resto de sistemas del cuerpo, teniendo una función más compleja dentro de él. A gran escala, los efectos que produce de forma general, son los siguientes:

- Dentro del Sistema Nervioso Central: actúa como antagonista de los receptores de adenosina en el sistema nervioso, lo que provoca la activación del organismo. También provoca un aumento de la liberación de noradrenalina y dopamina en menor medida, y un aumento de la síntesis de cortisol y adrenalina. Esto lleva a que la sensación subjetiva de cansancio y fatiga disminuya, aumente la alerta y la capacidad de concentración y de aprendizaje.

- En el Sistema Respiratorio: tiene un efecto brocondilatador, es decir hace que los pulmones se dilaten permitiendo así la entrada de flujo de aire.

- En el Sistema Cardiovascular: provoca un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca. A pesar de esto, solo a dosis muy elevadas provoca un verdadero riesgo para la salud, aunque generalmente, los médicos recomiendan reducir su consumo en pacientes hipertensos.

- En el Sistema Musculoesquelético: dado que disminuye el cansancio y la fatiga, ayuda a mejorar el rendimiento físico, acelera el metabolismo y ayuda a quemar grasa.

- Sistema Excretor: la cafeína tiene un efecto diurético y estimula la producción de orina.

Trastornos psicológicos asociados a la cafeína.

   A pesar de su poder estimulante, la cafeína no está exenta de contraindicaciones y está asociada a problemáticas de tipo psicológico. Pero que no cunda el pánico, ya que generalmente están asociados a un consumo excesivo de más de tres o cuatro tazas de café diarias mantenido en el tiempo. El consumo diario de una cantidad recomendable, el cual suele ser de una a tres tazas de café o té, no suele provocar efectos adversos significativos.

   Debido a la gran variabilidad interindividual e intraindividual, una misma dosis de cafeína puede provocar o no diferentes reacciones adversas. Esto depende de múltiples factores como la cantidad de cafeína que una persona está acostumbrada a beber al día, el peso corporal o la sensibilidad de su sistema nervioso a la sustancia. La edad es una variable importante, ya que en personas mayores, el consumo de cafeína suele afectar con una mayor intensidad. Así mismo, los niños y las personas de bajo peso pueden tener una mayor probabilidad de intoxicación.

   Los efectos adversos más frecuentes son palpitaciones, taquicardia, molestias gástricas, temblor, nerviosismo e insomnio. Dosis elevadas pueden provocar intensa ansiedad, miedo o crisis de angustia, debido a un aumento de la excitabilidad del sujeto que lo ha consumido.

   Otra de los efectos que tiene esta sustancia es que puede crear tolerancia en nuestro cuerpo. Esto quiere decir que tendremos la necesidad de consumir una dosis cada vez mayor de cafeína, para obtener los mismos efectos que nos producía en al inicio. Y por tanto, una dosis reducida no nos aportará los beneficios que esperamos.

   El actual DSM-5, incluye la intoxicación por cafeína como un problema psicológico y añade como novedad la posibilidad de diagnosticar abstinencia, algo que no contemplaba la anterior edición. A continuación, veremos los criterios que el DSM-5 propone, además de datos que resultan muy interesantes.

Criterios diagnósticos de la Intoxicación por Cafeína

  Para que se dé una intoxicación por cafeína, debe de darse un consumo reciente de cafeína, normalmente más de 250 mg (más de dos o tres tazas de café). Este consumo elevado debe provocar como mínimo cinco o más de los siguientes signos, que aparecen durante o poco tiempo después del consumo de cafeína:

                     1. Inquietud

                     2. Nerviosismo

                     3. Exitación

                     4. Insomnio

                     5. Rubefacción facial

                     6. Diuresis

                     7. Alteraciones digestivas.

                     8. Contracciones musculares

                     9. Logorrea y pensamiento acelerado (como la intoxicación anfetamínica).

                    10. Taquicardia o arritmia cardiaca

                    11. Sensación de infatigabilidad

                    12. Agitación psicomotora.

    Estos síntomas causan un malestar significativamente o un deterioro en el ámbito laboral, social o personal. Además se debe de hacer un diagnóstico diferencial con otras enfermedades médicas u otros trastornos mentales. Para ello, se debe notificar si los síntomas siguen estando presentes días después del último consumo de cafeína, y conocer el historial médico previo.

    El consumo de altas dosis se ha relacionado con trastornos afectivos, de la conducta alimentaria (dado que tiene como efecto la disminución del apetito), trastornos del sueño (generalmente insomnio) y del consumo de otras sustancias. Además, puede empeorar problemas subyacentes de tipo gastrointestinales, somáticos y de ansiedad.

Criterios diagnóticos de la Abstinencia de Cafeína

    Para que se desarrolle un síndrome de abstinencia a la cafeína, en primer lugar debe existir un consumo diario prolongado de cafeína. El cese brusco o reducción del consumo de cafeína, está seguido en las siguientes 24 horas por tres o más de los síntomas siguientes:

                 1. Cefalea

                 2. Fatiga o Somnolencia

                 3. Disforia, desánimo o irritabilidad

                 4. Dificultades para concentrarse.

                 5. Síntomas gripales (náuseas, vómitos o dolor o rigidez muscular).

     De todos estos síntomas, el dolor de cabeza es el rasgo más característico, siendo este un dolor difuso y gradual, a la vez que palpitante, intenso y sensible al movimiento. Estos signos y síntomas provocan un malestar significativo que provoca deterioro en los diferentes ámbitos de la vida diaria.

    Los síntomas suelen aparecer después de 12-14 horas del último consumo y tienen una duración de entre dos y nueve días. El dolor de cabeza puede ser más duradero y mantenerse hasta 21 días. Generalmente son síntomas molestos y la vida de la persona no corre ningún peligro, aunque la probabilidad y gravedad de la abstinencia aumentan en función de la dosis diaria.

    Para evitar este síndrome de abstinencia, lo mejor es la prevención haciendo un uso responsable del consumo de cafés, tés y bebidas energéticas. No pasa nada por consumirlas, pero siempre con moderación. Además, podemos reducir de forma progresiva la dosis de cafeína que consumimos a diario, de esta forma el cuerpo irá acostumbrándose a recibir cada vez menor cantidad de sustancia y no notaremos a penas estos síntomas.

9cc2ee61.jpg

Efectos beneficiosos del café

   A pesar de estos riesgos psicológicos, el consumo del café aporta múltiples beneficios al organismo. Ya hemos mencionado, que uno de sus efectos en el sistema nervioso central, es el aumento del estado de alerta y vigilia, además de la capacidad de concentración, efecto que dura varias horas. Eso puede llegar a ser esencial, generando una mayor eficiencia y seguridad en trabajos nocturnos, en trabajadores que tienen que conducir durante largos periodos de tiempo o que son tareas muy monótonas y por tanto generan una menor atención por parte del trabajador. Por otra parte, la activación que produce aumenta el rendimiento deportivo, ayudando a mejorar el consumo de oxígeno debido también a su efecto broncodilatador.

   En investigaciones innovadoras, se ha visto que el consumo moderado de cafeína puede disminuir el riesgo de aparición de Parkinson tanto en hombres como en mujeres, así como de determinados tipos de cáncer como el de colon o la aparición de diabetes tipo 2.

    Por tanto, como conclusiones podemos decir que el consumo moderado de café puede tener múltiples beneficios para la salud y en nuestra vida diaria. Sin embargo, como todo, un consumo excesivo relacionado con malos hábitos de vida y estrés, puede derivar en problemas médicos y psicológicos que podrían ser evitados.

    Por último, os dejo un vídeo muy interesante sobre este tema, realizado por Iván Cerdeña, Terapeuta Ocupacional y divulgador científico a través de su canal de Youtube “Divulgando el Saber”.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

- Asociación Americana de Psiquiatría. (2013). DSM-5, Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (5 ª ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing

- Grau, A., Lozando, A. J., Manchón, J. (2010). Efectos de la abstinencia de cafeína en jóvenes consumidores habituales de bebidas energéticas. Revista de Fundamentos de Psicología. Vol 2 (1) pp. 45-55.

- Macedo, J. (s.f.). Beber café: ventajas y desventajas de su consumo. [En línea] Disponible en: https://psicologiaymente.com/neurociencias/beber-cafe-ventajas-desventajas

- Pardo, R., Alvarez, Y, Barral, D., Farré, M. (2007). Cafeina: un nutriente, un fármaco o una droga de abuso. Adicciones, vol. 19, núm. 3, pp. 225-238. Disponible en https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=289122084002

- Santacruz, M.P, Aleida, C., Jiménez, M.L. (2017). Efectos de la cafeína en algunos aspectos de la salud y de la cognición. Revista Colombiana de Rehabilitación 6 (1). 30788/RevColReh.v6.n1.2007.122.

- Smith, A. (2002). Effects of caffeine on human behavior. Food and chemical toxicology, 40(9), 1243-1255.


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios
Maria Luisa Gallego Bravo

Maria Luisa Gallego Bravo

hace 1 año #1

#1
Efectivamente Martha, aunque sea una droga legal también tiene sus riesgos y consecuencias. Muchas gracias por leer el artículo y por tu comentario. Que pases un estupendo día.

Más artículos de Maria Luisa Gallego Bravo

Ver blog
hace 9 meses · 5 min. de lectura
Maria Luisa Gallego Bravo

Lo que la COVID-19 nos dejó y otros pesimismos.

Este artículo también está publicado en mi blog pe ...

hace 11 meses · 5 min. de lectura
Maria Luisa Gallego Bravo

Mi autoestima y Yo

Mi autoestima y yo · La autoestima es un factor ps ...

hace 1 año · 5 min. de lectura
Maria Luisa Gallego Bravo

¿Somos adictos al teléfono móvil?

El uso del teléfono móvil ha crecido de una forma ...