Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 2 años · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Cuna anti-Wi-Fi.

Todavía no.

De momento, los bebés vienen al mundo sin telefonía móvil. Pero todo se andará. Ya debe faltar menos para que nazcan con la tecnología incorporada de fábrica.

De momento quienes se han apresurado a garantizarles una existencia más tranquila desde el “hola al mundo” son los técnicos del STUDIO NOIR VIF, de París. Dieciocho meses, el equivalente a dos embarazos, es lo que han necesitado junto a los maestros ebanistas de LUDWIG & DOMINIQUE para diseñar la novedosa cuna a la que han puesto como nombre ARGO.

El laboratorio de investigación de materiales de PARISTECH MINES y el departamento de soluciones de recubrimiento de SAINT-GOBAIN también han colaborado. Están en la misma onda.

La cuna anti-Wi-Fi mezcla madera de nogal francés y fino tejido de cobre con diseño geométrico que, en presión con la madera, crea una barrera o escudo protector contra todas esas nocivas ondas electromagnéticas que atacan nuestra vida cotidiana desde cualquier ángulo. Como es sabido, su exceso puede ser contraproducente. Y no hay nada más indeseado para un recién llegado.

Puede que el diseño no sea de lo más atractivo. Pero aquí lo que priva es la función tecnológica. El producto presenta forma de barca, con 3 elementos bien diferenciados: casco o quilla, popa y vela.

El casco es el cuerpo. Su forma redondeada y cómoda garantiza el bienestar del bebé como si se tratara del útero materno. La popa es similar a lo que sería el techo de un coche descapotable. Retráctil, de contrachapado de nogal muy fino, (6 m.m. de grosor) y compuesta por tres secciones, cada una de ellas con doble curvatura. Cerrada se convierte en una célula transpirable que tamiza la luz y filtra las ondas que vienen del Wi-Fi, teléfonos móviles, etc.

La vela, es la parte más ligera de la cuna y es una especie de tul transparente y flexible, realizado con alambre de cobre y enmarcado en nogal tallado. Permite el paso del aire incluso cuando está completamente cerrado. Su tejido de cobre se logra mediante pulverización térmica con llama y un enmascaramiento altamente desarrollado. Hasta hoy se había empleado sólo en aplicaciones industriales avanzadas.

El objetivo de la novedosa cuna es proteger el cuerpecito frente a las tecnologías emergentes. Los efectos de las ondas electromagnéticas son acumulativos, especialmente con los seres más pequeños de la casa. Según la O.M.S (Organización Mundial de la Salud), los síntomas más frecuentes que producen tales radiaciones son dolores de cabeza, insomnio, irritabilidad y depresión.

ARGO, el nombre elegido por NOIR VIF para este fino trabajo de ebanistería hace referencia a la nave mitológica que embarcó a Jason y los Argonautas bajo la protección de la diosa Atenea. Esa forma, de cápsula, se aprecia muy bien cuando las tres partes de la cuna están juntas. Para venderla por aquí, ya se me ocurre el eslogan: “ARGO, protección de largo. ¡Perdón, es simple deformación profesional…!

Y es que todo se moderniza. Cuando “me nacieron” las únicas ondas que se conocían eran las de la radio -ni siquiera existía la frecuencia modulada- y las de algún que otro peinado. Para que no llorase como cualquier bebé, me cantaban aquello de “duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te comerá”. Hoy el nuevo coco es la Wi-Fi. No da tanto miedo porque no puede verse. Pero se ve que también puede ser maligno.

Pues eso: ¡duérmete niño, duérmete ya, que viene el Wi-Fi y te comerá”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.expansion.com/fueradeserie/arquitectura/2019/07/03/5d1a0c86e5fdea14398b45e6.html

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuna anti-Wi-Fi.

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

(Nacho) Ignacio Orna

hace 2 años #1

Una cuna de Faraday.

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 6 días · 3 min. de lectura

Champán espectáculo.

Y de los caros. · Descorcharlo es todo un ritual. ...

hace 1 semana · 3 min. de lectura

El rey está desnudo.

Pero · NIKE se ha propuesto darle la vuelta al cue ...

hace 4 semanas · 3 min. de lectura

Borrachos de éxito.

150 años triunfando y como si tal cosa. · ¡Cumplea ...