Daniel Pagés Barberan

hace 9 meses · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Concientización empresarial en los tiempos que corren.

Concientización empresarial en los tiempos que corren.

  En las circunstancias actuales las empresas, más que buscar posturas conservadoras, deberán adaptarse y evolucionar para poder mantenerse competitivas. Hay que identificar los factores emergentes y relevantes que afectan a sus negocios, es crucial saber interpretar esta nueva realidad, sí ya era compleja por la rapidez del desarrollo de las nuevas tecnologías, aún tendremos que convivir con toda la problemática del Covid-19.

La sociedad de consumidores ya no es la misma, nuestro comportamiento, forma de entender y hacer, se está transformando, dentro de un escenario totalmente inestable, lo que nos conlleva a una única salida; hay que hacer cambios adaptativos. 

Cuanto mayor el  nivel de concientización y sensibilidad del conjunto de las personas y de los agentes que componen la organización, mayor será la capacidad interpretativa de la realidad, facilitando los procesos adaptativos necesarios. 

El nivel de concientización empresarial está relacionado con la planificación, formación y el desarrollo sistemático de la organización.

La conciencia empresarial tiene que ver con las personas, el grado de comprometimiento, confianza, motivación, el empeño, la voluntad de superación, la forma en que se integran, relacionan, interactúan y aprenden, la capacidad de entender y gestionar los problemas, la actitud colectiva, su orientación hasta el logro, los valores compartidos y los objetivos o propósitos comunes. 

Las personas son el gran diferencial competitivo.

Las empresas con bajo nivel de concientización, piensan que los cambios serán momentáneos no se sienten amenazadas, por tanto su actitud es de indiferencia a lo que pasa en el ambiente externo, y sigue su inercia dentro de una falsa idea de seguridad y "tradición". También podemos percibir que hay empresas que entienden y son conscientes de la necesidad de hacer cambios pero no están preparadas para interpretar los factores claves que les afectan, actúan de forma insegura, con poca precisión y sin la rapidez necesaria, esto acaba generando reacciones negativas, como una cierta negación o acomodación por temor al riesgo que conllevan los cambios. 

Hay que saber ser resolutivo:

“Son las personas que aportan el impulso constructivista del futuro”.

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Daniel Pagés Barberan

Ver blog
hace 3 años · 1 min. de lectura
Daniel Pagés Barberan

Sector Textil Moda: "Gangas"

Empresas como Primark, C&A y H&M se direccionan al ...

hace 4 años · 1 min. de lectura
Daniel Pagés Barberan

La "Posverdad" y el "doblepensar" conlleva una ética a la carta.

En esta sociedad de consumidores conectados e inde ...

hace 4 años · 3 min. de lectura
Daniel Pagés Barberan

Compuesto Político Organizacional - El intangible sutil.

Todos tenemos un concepto o una idea de lo que es ...