Laura Ferrera

hace 4 años · 2 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Cómo planificar de forma flexible para aumentar nuestra productividad

Tanto si somos emprendedores, como si gestionamos equipos en una empresa, la planificación forma parte de nuestro trabajo, y hacerlo efectivamente nos ayuda a ganar en productividad.


Cómo planificar de forma flexible para aumentar nuestra productividadComo planificar.de
forma flexible
nos ayuda a ser mas
productivos

Convertirnos en profesionales resilientes nos ayuda a mejorar nuestra habilidad para adaptarnos a situaciones adversos. Por suerte ya contamos con tecnología accesible que nos ayuda a modificar nuestra planificación tantas veces como necesitemos, sin llevarnos sorpresas no gratas.


Vivimos en la época de la volatilidad. El permanente cambio está a la orden del día. Las empresas deben moverse con agilidad, adaptar sus modelos de negocio a las exigencias del mercado antes de que sea demasiado tarde. Lo mismo ocurre con nuestra marca personal. Así lo reivindica una y otra vez la resiliencia, el motor de la innovación y el progreso. La capacidad para adaptarnos con éxito a agentes perturbadores.


Según explica el psicólogo y Premio Nobel de Economía Daniel Kahneman, tener un plan nos hace víctimas de una ilusión que no nos permite identificar muchos de los posibles riesgos durante la ejecución del proyecto. Si trabajamos con planificaciones flexibles, capaces de gestionar la incertidumbre del trabajo diario, estaremos resolviendo un paradigma que nos ha perseguido siempre: la gestión del cambio.


Estamos rodeados de artículos que nos explican cómo ser productivos, cuáles son los mejores hábitos para mejorar el trabajo en nuestro día a día, pero pocos nos explican cómo gestionar los inevitables contratiempos que ponen en jaque la productividad alcanzada. La naturaleza de cualquier proyecto profesional se rige por los numerosos cambios que amenazan nuestra planificación. Por eso, es importante saber cómo podemos planificar con el fin de capear y gestionar adecuadamente todo lo que nos vayamos encontrando en el camino.


Métodos ágiles para gestionar contratiempos


Gracias a metodologías ágiles, muy utilizadas en sectores como el desarrollo de software, podemos planificar nuestros proyectos en pequeños bloques, revisar constantemente lo finalizado e ir trabajando para mejorar cada versión terminada. Podríamos estar hablando de micro-proyectos dentro de un gran proyecto. Esto nos permite tomar decisiones rápidas y eficaces, orientadas a las exigencias reales del cliente. De nada sirve, planificar para seis meses, si en dos semanas cambiamos el plan previsto.


De hecho, proyectos desarrollados en industrias menos tolerantes al cambio, como el diseño industrial o el sector de la construcción, ya se están abriendo a incorporar este tipo de técnicas ágiles, siempre y cuando puedan trabajar con herramientas predictivas. Ya que sus planes van más allá que un simple par de semanas.


Aquí entran en escena aplicaciones que están revolucionando la Gestión de Proyectos tal y como hasta ahora la conocíamos. Un ejemplo de ello es la tecnología de Sinnaps, adaptada también a cualquier profesional, sea del sector que provenga.

[Sigue leyendo aquí]
Autor en Título de la fuente

"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Laura Ferrera

Ver blog
hace 3 años · 1 min. de lectura

El poder está en la Marca Personal de los trabajadores

La Marca Personal no se crea, se desarrolla. Como ...

hace 4 años · 2 min. de lectura
hace 4 años · 1 min. de lectura

Cómo comunicar eficazmente online . Aquí las claves

¿Por qué hablar con un compañero de trabajo o con ...