Maríah Sánchez

hace 1 año · 1 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Cómo mejorar nuestras habilidades como vendedores

Muchas personas sienten que no están hechas para ciertos tipos de trabajos. Uno de los más estresantes, y sin duda de los que más inseguridad causan, son los empleos de comercial y de experto en ventas. El motivo es que son empleos que suelen establecerse por objetivos, pagos y comisiones incluidos, y normalmente las personas que no se manejan bien captando clientes y vendiendo productos o servicios no suelen durar demasiado. En general, se rinden al comprobar que no poseen las habilidades necesarias para poder trabajar en un sector tan dinámico y cambiante.

Pero estas personas, en general, se equivocan, porque se dejan llevar por la inseguridad y por la certeza de que les falta un don. Todas las habilidades del mundo, incluidas las que podemos aplicar a un trabajo, se pueden aprender, entrenar y mejorar. No en vano, si hacemos una búsqueda en internet, enseguida encontraremos algún que otro curso de técnicas de ventas. Es cierto, no todas las personas tienen el mismo carácter, las hay más locuaces y más calladas, más tímidas y más atrevidas, más introvertidas y extrovertidas. Pero, al final, todo es una cuestión de adaptación a nosotros y a nosotras mismas.

Por eso es útil tomar la decisión de matricularse en algún curso de motivación y liderazgo o en formación específica en ventas. Porque, de algún modo, nos enseñarán estrategias para poder adaptarnos a un empleo de estas características. Si disponemos de una base teórica sólida, nos resultará mucho más sencillo saber qué tenemos que hacer cuando tratamos con clientes, y eso con total independencia de cuál sea nuestro carácter.

Esto vale para todo, incluyendo la dirección de equipos de trabajo. Nadie nace sabiendo ser líder, pero sí que podemos aprender a serlo poco a poco, ya sea mediante nuestra experiencia laboral, o a través de un curso de habilidades directivas. Lo que es imprescindible recordar es que no debemos cerrarnos puertas a nosotros y a nosotras mismas, porque en nuestra mano está la posibilidad de cambiar y aprender cosas nuevas. En resumidas cuentas, el mundo laboral no es estático y nosotros tampoco debemos serlo.Cómo mejorar nuestras habilidades como vendedores


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Maríah Sánchez

Ver blog
hace 6 meses · 1 min. de lectura

Las noticias locales en un mundo globalizado

Hace no tanto tiempo como puede parecer, los perió ...

hace 6 meses · 1 min. de lectura

Rituales eficaces para atraer el dinero

Las creencias son tan numerosas y heterogéneas com ...

hace 7 meses · 1 min. de lectura

La mejor seguridad para nuestra empresa familiar

Abrir un local comercial, un negocio familiar o no ...