Jorge Bañón

hace 2 semanas · 3 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Cómo formarte en WordPress: Una solución para cada necesidad

JMszm.jpeg

Si estás valorando cómo formarte en WordPress deberás analizar cuál es tu necesidad real. En función de esa necesidad, deberás elegir tu modelo.

Diferentes personas, diferentes necesidades, diferentes modelos

No todas las personas tienen las mismas necesidades formativas. La mejor forma de conocerlas es responder a cuatro preguntas fundamentales:

  • ¿Por qué lo necesito saber?
  • ¿Qué necesito saber?
  • ¿Por qué ahora?
  • ¿Cómo lo necesito aprender?

La primera de las preguntas establece el punto de partida y, sobre todo, el objetivo. No es lo mismo una persona que se está planteando su futuro profesional con dichos conocimientos que la que tiene una necesidad puntual para resolver cierto problema. El itinerario formativo de uno y otro es totalmente distinto.

Del mismo modo, la cantidad de conocimientos a adquirir supone siempre un esfuerzo personal y, muchas veces, económico. Por tanto, determinar qué necesitamos saber nos sirve para modular los esfuerzos necesarios para adquirir esos conocimientos, sin que nos pasemos de frenada en lo personal ni en lo económico.

El factor tiempo es un aspecto importante en la formación. No todas las modalidades de formación están disponibles 24/7. Algunas tienen programaciones en momentos específicos, por lo que la planificación es importante.

No todos aprendemos ni con la misma facilidad ni con la misma metodología. Cada persona tiene su ritmo y utiliza aquellos recursos que más le facilitan el aprendizaje. Conocer qué recursos existen y cómo nos facilitan el trabajo de aprender es una tarea clave que se relaciona con las anteriores.

Por dónde empezar

Como hemos comentado, el punto de partida es importante. Vamos a intentar clasificar las necesidades en dos grandes grupos:

  • Principiantes
  • Personas ya formadas, con necesidades puntuales de aprendizaje

En el primer grupo tenemos a aquellas personas que se incorporan al mundo de WordPress con pocos o ningún conocimiento y buscan abrir oportunidades laborales o, simplemente, tienen inquietud personal por conocer esta herramienta.

Este tipo de personas requieren de una formación reglada, ya sea presencial o en línea, con la asistencia y apoyo de un profesor que vaya guiando sus pasos.

Como es lógico, estas personas requieren realizar un mayor esfuerzo y deben planificar mejor su formación.

En el segundo grupo encontramos personas que ya están familiarizadas con WordPress pero necesitan ampliar sus conocimientos en determinados aspectos de la herramienta. Por ejemplo, alguien que ya es capaz de desarrollar un sitio web pero que necesita avanzar en aspectos tales como el comercio electrónico o que necesitan implementar determinadas funcionalidades especiales.

Estas personas adquieren conocimientos a base de píldoras formativas.

Una metodología para cada necesidad

Aunque ya hemos adelantado algunas de las metodologías disponibles, vamos a abundar un poco en cada una de ellas.

Píldoras formativas

Las píldoras formativas son la metodología más utilizada por aquellas personas que tienen necesidades puntuales de formación. Adoptan múltiples formatos ya que nos las encontramos en forma de entradas de blog, canales de vídeos en YouTube o Vimeo, grupos en redes sociales, etc. También podemos incluir en este grupo las ponencias en WordCamps, MeetUps o webinars, en los que las temáticas suelen ser muy específicas.

En ocasiones son públicas y gratuitas. En otras, requieren de un pago ya sea puntual o en forma de membresía.

Cursos en línea

Los cursos en línea suelen estar basados en una colección de lecciones en vídeo, con una serie de ejercicios de autoevaluación. Por lo general, suelen contar con un tutor o profesor, que responde a las preguntas que los alumnos le vayan haciendo a través de un formulario o un foro del curso.

Tienen la ventaja de la comodidad, puesto que están disponibles 24/7 y no requieren desplazamientos por parte del alumno. Sin embargo, es más complicado adaptarlos a las necesidades puntuales de cada alumno y hacer un seguimiento personalizado de su evolución.

Estos cursos son muy recomendables para personas que están indecisas con sus necesidades formativas, porque con poco esfuerzo y dinero, pueden saber si lo que van a aprender les gusta o no.

Cursos presenciales

Los cursos presenciales entran dentro de lo que podemos considerar formación reglada tradicional, en la que el alumno se desplaza a la escuela o centro de formación para asistir a clase con un profesor.

Con esta metodología, la formación suele ser de mejor calidad, en tanto que el profesor puede atender necesidades específicas del alumno y la participación colectiva es mucho más motivadora. Por contra, el alumno está sujeto a la disponibilidad de horarios y necesitará desplazarse al centro.

Cursos por videoconferencia

Los cursos por videoconferencia han sido la solución para muchas escuelas o centros de formación a raíz de la pandemia. Aunque en un principio hubo que adaptar las tecnologías y el profesorado, la tecnología ha venido en apoyo de esta opción y con muchas ventajas.

Ahora es posible impartir cursos de todo tipo, con profesores y alumnos conectados simultáneamente, con herramientas para compartir pantallas, temarios y pizarras, y con la posibilidad de hacer evaluaciones, sin necesidad de que alumnos y profesores se tengan que desplazar.

group_work en WordPress

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Jorge Bañón

Ver blog
hace 4 meses · 4 min. de lectura
Jorge Bañón

Cómo diseñar una web en papel

Diseñar una web en papel es un ejercicio excelente ...

hace 4 meses · 5 min. de lectura
Jorge Bañón

El liderazgo en las agencias interactivas

El liderazgo es una cualidad imprescindible en cua ...

hace 5 meses · 3 min. de lectura
Jorge Bañón

Entradas personalizadas en WordPress con Toolset

Si hay algo que me fascina de WordPress es su capa ...