Carlos Del Riego Gordón

hace 1 año · 4 min. de lectura · visibility ~100 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

CINCO EPISODIOS CLAVE DE LA HISTORIA DE ESPAÑA, MUCHO MÁS QUE LA EPIDEMIA DE CORONAVIRUS

c80c122b.jpg
Réplica de la nao Victoria, con la que Elcano recorrió 78.000 km para circunnavegar el planeta, mostrando a todos sus formas y proporciones

Seguramente la actual pandemia no se convierta en un episodio clave en la Historia de España, aunque sin la menor duda tendrá efectos importantes que se notarán durante mucho tiempo. Es imposible enumerar todos los momentos que marcaron el devenir histórico del país (sería larguísimo), pero sí que se pueden escoger cinco etapas que incidieron de manera drástica en su milenaria biografía: la ocupación romana, la invasión musulmana, el fin de la reconquista y América, la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil

Hay más, muchos más, incluso se puede discutir si otros resultaron tan o más importantes, pero estos cinco episodios son, indudablemente, de la mayor trascendencia, tanto que algunos influyeron en el curso de la Historia Universal. Por eso, se puede prever que la expansión del coronavirus, siendo significativa, no tendrá efectos tan decisivos como los causados por estas ocasiones.

Aunque la Península Ibérica ya había visto anteriores llegadas (celtas, fenicios, griegos, cartagineses), la conquista romana, a sangre y fuego, fue decisiva para este territorio (como para otros que formaron parte de su Imperio). Roma dio unidad a los diversos pueblos que la habitaban gracias al latín, que desembocó en el castellano, catalán, gallego y portugués; impuso el Derecho Romano, base de casi todo código legal; ordenó Hispania administrativa, política, económica y territorialmente. Trajo tradición y cultura, a los clásicos, la literatura, la poesía, el teatro, infraestructuras, construcciones, conocimientos, tecnología, ingeniería… Todo lo que Roma dio a la Hispania determinó lo que fue después y sigue presente tantos siglos después. Una etapa decisiva.

Al caer el Imperio Romano de Occidente (año 476), Hispania se convirtió en destino de otros pueblos: visigodos, alanos, vándalos o suevos, que entraron espada en mano. Se hicieron con el poder los primeros, pero en 711 se produce la invasión (al estilo de la época) y ocupación del casi todo el territorio por parte de de los musulmanes, que durante casi ocho siglos dejaron su huella e influencia sustancial sobre la cultura, costumbres y tradiciones, pensamiento, lengua o arte de una Hispania que los godos consideraban suya. Esa presencia pervive pasados y hace de la Península Ibérica algo único, ya que sólo este territorio les fue arrebatado a los musulmanes después de haberlo conquistado y ocupado, dejando así una herencia y una personalidad únicas; el resto de tierras, áreas o países donde hubo dominación islámica la sigue habiendo. Esta invasión, evidentemente, resultó crucial para la España posterior.

Año clave en la Historia de la vieja Hispania es 1492. Por un lado fue el de la culminación del deseo y empeño de muchas generaciones de hispanos, un sentimiento que viene reflejado ya en las crónicas de Alfonso III y Albeldense, ambas de finales del siglo IX: “Actualmente una parte de España está ocupada por los sarracenos, por lo cual los cristianos hacen la guerra noche y día, todos los días, combatiendo contra ellos hasta que su expulsión sea dispuesta por la predestinación divina”, dice la Albeldense (“Sarrazeni euocati Spanias ocupant…”, el texto original en latín se encuentra fácilmente). Autores posteriores, como Sampiro o Lucas de Tuy, dejaron constancia de ese sentir. O sea, existía ese impulso de recuperar el terreno perdido. Y se hizo del único modo que se conocía: la guerra.

Aquel año 1492 fue, por otro lado, decisivo para España y también para el resto del mundo. Aunque la potencia marítima del momento, Portugal, conocía el proyecto de Colón (y seguramente también los embajadores ingleses, franceses…), fue la corona española la que confió y apoyó. Y gracias a ello y a los posteriores viajes a través del océano (la primera circunnavegación o el encuentro de casi todas las tierras y mares) el mundo tomó conciencia de su forma, de sus proporciones, de sus continentes, océanos y confines. España forjó un imperio de varios siglos a la vez que daba organización, cultura, lengua, arte a gran parte de América; y la transportó del Neolítico en el que estaban aquellas culturas al Renacimiento en sólo unas décadas. Cierto que también llevó las enfermedades, pero hubiera sucedido igual si cualquier otro hubiera llegado antes; y hubo violencias y excesos (inevitable), pero muchísimo menos que si ingleses u holandeses se hubieran adelantado. No cabe duda de que España y el mundo serían hoy diferentes sin la Reconquista y sin las naves españolas de aquellos años.

A comienzos del siglo XIX Napoleón se sentía el dueño de Europa. Aprovechando la debilidad de la corona española invadió la península y colocó a su hermano como rey. El pueblo se levantó contra el brutal invasor (asesinaron, quemaron, robaron, destruyeron) y se desató la Guerra de la Independencia, en la que el francés cosechó su primera derrota y sus tropas fueron finalmente expulsadas. De haberse asentado la ocupación francesa, todo sería muy diferente, pues España se hubiera convertido en algo parecido a un protectorado, un estado tutelado, subordinado, y lo mismo puede decirse de todos los territorios que aun entonces integraban el Imperio Español, desde América a Filipinas, que hubieran pasado a ser parte del Imperio Francés.

La Guerra Civil Española (estudiada, analizada, desmenuzada desde todos los ángulos) tuvo un resultado que determinó la situación actual. Sin entrar a valorar otras cuestiones, puede afirmarse que, de haberse dado el resultado contrario, el país sería muy diferente al actual. Así, teniendo en cuenta el peso del comunismo en el bando republicano durante los últimos meses de la guerra, es fácil deducir que, de haber vencido, España hubiera entrado en la órbita de la URSS, que ya se sabe cómo fue. Fue un episodio trascendental que, inesperadamente, desembocó en la Transición, que trajo lo que hay hoy.

Sin Roma el español sería una lengua distinta, su pensamiento sería otro, existirían diferentes tradiciones, cultura, arte, incluso la distribución territorial podría ser diferente. La presencia musulmana tuvo asimismo enorme incidencia en el transcurrir histórico, y su influencia pervive en el arte, en la comida, en las costumbres… Pero su expulsión también determinó el estatus del país, ya que si la Reconquista hubiera fracasado España seguramente se llamaría de otro modo y sería algo parecido a las actuales Marruecos o Turquía; y parece ocioso remarcar la importancia del Descubrimiento de América y las otras gestas marítimas hispanas que determinaron la posterior historia, tanto española como mundial. La Guerra de la Independencia evitó ser un país subordinado. Y la Civil que hoy fuera similar a Rumanía o Bulgaria..

Aunque ninguno de los presentes ha vivido algo semejante, resulta difícil imaginar que España experimente con la pandemia del coronavirus un cambio tan radical y determinante como el que trajeron estos trascendentes episodios.

CARLOS DEL RIEGO

https://carlosdelriego.blogspot.com/2020/03/cinco-episodios-clave-de-la-historia-de.html
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Carlos Del Riego Gordón

Ver blog
hace 8 meses · 4 min. de lectura

125 AÑOS DE AQUELLOS PRINTORESCOS PRIMEROS JUEGOS OLÍMPICOS DE LA ERA MODERNA

Salida de los 100 m lisos, en la que cada uno toma ...

hace 8 meses · 3 min. de lectura

ESTRELLAS DEL ROCK QUE ODIAN ALGUNO DE SUS GRANDES ÉXITOS

Pete Townshend, autor de 'Pinball wizard', es el ú ...

hace 8 meses · 3 min. de lectura