Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 7 meses · 2 min. de lectura · visibility ~10 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Caras caras, caros vestidos.

Caras de ver.

Así son las famosas. Y caros los vestidos que lucen. Carísimos. Nunca un trozo de tela costó tanto. A muchos dólares (o euros, que no sé muy bien cómo decirlo) el centímetro cuadrado. Esta vez el diseño exclusivo ha llevado a propuestas con mucha piel y muy poca tela. Eso sí, ambas muy bien puestas. Con todo en su sitio. Moda minimalista que deja poco a la imaginación.

La septuagésima primera edición del festival de cine de Cannes fue un fiel exponente de la exhibición de las modelos “naked dress”. Ligeritas de ropa podría ser la traducción para todas las celebrities dispuestas a lucirse sobre la alfombra roja. Que para eso está. Que a eso fueron: a pasearse por un evento que no pasa por sus mejores momentos.

La tendencia sigue. Anya Taylor Joy se ha llevado el Globo de Oro vestida de DIOR. Sus uñas lucían “gambito de gama”, el fenómeno de NETFLIX -una de sus series más vistas, según la plataforma- en la que Anya es protagonista destacada.

Seguramente la historia se repetirá en próximos certámenes cinematográficos. En opinión de los cinéfilos se corre el riesgo de que ellas -y no las películas proyectadas- sean la auténtica exhibición, la nota de color, en los festivales, inventos promocionales que languidecen.

Las transparencias dejan entrever que entre envase y contenido nada cae en el producto objeto de deseo -¿para qué nos vamos a engañar? La combinación es armónica. Viste muy bien. Y se ve mejor. Sus dólares (o euros, lo mismo da) cuesta mantener esos cuerpos envidiados e idolatrados.

Así está establecido al dictado del protocolo de las protagonistas del glamur y el reino de las vanidades. Todo empieza arriba, con una cara muy cara de ver, y continúa más abajo con un físico escultural. Como mandan los cánones.

Lo que hay que mirar y admirar no es otra cosa que un desfile de formas voluptuosas en su máximo esplendor. Puede pensarse que detrás de tanta exclusividad hay tijeras con muy poco trabajo. Muy descansadas. O justo lo contrario: diseños que se han empleado a fondo en el cometido de la mucha tela que cortar y mucha “chicha” que adivinar. Poco hilo que hila muy fino para adivinar lo justo.

Por algo son guapas y famosas. O, por ser guapas, son famosas. También se puede ser fea y famosa. Pero, en honor a la verdad, ese caso es más improbable. ¿La suerte de la fea, la guapa la desea? Va a ser que no.

Que presentarse así les habrá costado su dinero, nadie lo duda, obsequios de diseñadores aparte. Y es que cuando alguien se viste de esta guisa, es para alegrar la vista de otros. “Lo que se van a comer los gusanos, que lo admiren y disfuten los humanos”. Todo un regalo para los ojos. Posiblemente con envidia incluida.

Ya se sabe: la ausencia de celulitis en algunas despierta la “celos-litis” (inflamación de celos) en las otras. Así es la vida. No la he inventado yo.

Lo que hay que ver. Tiene tela la cosa. En esta ocasión más bien poca.

Y cara, muy cara…

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://www.lavanguardia.com/de-moda/20180517/443616036060/alfombra-roja-festival-cannes-kendall-jenner-vestidos-transparente.html

http://www.elmundo.es/album/yodona/moda/2018/05/16/5afbe84d22601d492d8b4572.html

https://www.elconfidencial.com/cultura/2018-05-21/cannes-festival-de-cine-agonia-furtivos_1566351/

https://www.niusdiario.es/vida/visto-oido/globos-oro-2021-anya-taylor-joy-look-unas-gambito-dama_18_3099345044.html

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Caras caras, caros vestidos.


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

Bolsos: mejor que la Bolsa...

Si los firma HERMÉS, no hay mejor inversión. · Ol ...

hace 5 meses · 2 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

Eau d'orgasme.

Y no de un orgasmo cualquiera. · Lo cual sería un ...

hace 5 meses · 3 min. de lectura
Luis Alberto Bandeira Machuca

El pan que adelgaza...

…Bolsillos y cuentas corrientes. · Los cuerpos ya ...