Carlos Del Riego Gordón

hace 2 meses · 4 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

CANCIONES QUE RINDEN TRIBUTO A MARTIN LUTHER KING

CANCIONES QUE RINDEN TRIBUTO A MARTIN LUTHER KINGLa vida y la muerte de Martin Luther King ha inspirado inolvidables y exitosas canciones

El 4 de abril de 1968 (hace 53 años) fue asesinado Martin Luther King, uno de los grandes héroes de los Derechos Humanos. Su expresión limpia, su gesto calmado, sus frases cargadas de razón y simbolismo, su revolucionaria apuesta por la no violencia…, todo fue tiroteado aquel fatídico día en Menphis. Los grandes autores del rock han rendido tributo a tan significativo personaje mediante canciones inolvidables

Pocas veces los versos del rock se atreven a meterse en el barrizal de la política, salvo para señalar y vilipendiar (con razón casi siempre) a los profesionales de la sopa boba. Y aunque los discursos de King (contra la discriminación, contra la guerra, contra la pobreza) tuvieran gran carga política, el tenía más de héroe que de político. Tal vez por eso algunos de los más importantes y exitosos músicos de rock le han dedicado fantásticas canciones, temas en los que se reconoce e inmortaliza el esfuerzo, la valentía y el pacifismo de Martin Luther King.

Una de las canciones escritas en su recuerdo que más éxito han alcanzado (nunca ha dejado de sonar) es el fácilmente tarareable ‘Pride, in the name of love’ de U2. El tema nació mientras probaban sonido antes de un concierto en Hawai en 1983; The Edge se puso a tocar acordes y dio con una sucesión que se le quedó; luego fue retomando la idea y dando una primera forma a la estructura mientras Bono comenzaba a escribir unos versos contra la política militarista de Ronald Reagan. Pero al cantante no terminaban de convencerle esas letras, así que decidió escribir sobre el pastor protestante (siendo él católico convencido) asesinado en el 68. El resultado fue este ‘Pride’, una oda sencilla y con aires poéticos que se convirtió en el primer éxito de U2 en Estados Unidos. En los dos primeros versos lo cuentan todo: “Un hombre vino en nombre del amor, un hombre vino y se fue”; también explica que “Por la mañana temprano, 4 de abril. Un disparo suena en los cielos de Menphis. Libre al fin. Se llevaron tu vida, no pudieron llevarse tu orgullo” (‘pride’); claro que el asesinato fue a eso de las seis de la tarde.

Desde siempre Paul Simon fue un autor inquieto y concienciado, por lo que también se sintió sacudido por un crimen tan vil. En su tema ‘So beautiful or so what’ (2011) describe aquel terrible momento: “Cuatro hombres en el balcón. Con vistas al aparcamiento. Señalando una figura en la distancia. Dr. King acaba de recibir un disparo. La larga melodía de las sirenas”. El texto, además, trata de la vida misma, la mortalidad, la fe: “la vida es lo que haces con ella, tan hermosa o tan…”. En el fondo, Simon trata de expresar la fuerza moral del Dr. King, e incluso su influencia como icono cultural.

Reconocida es la inquietud social de Stevie Wonder, casi tanto como su talento musical. Conoció a King cuando, aún adolescente, ya comenzaba a conocer el éxito e incluso el estrellato. Tras la muerte del predicador, Stevie Wonder se prestó a todo tipo de actos, reuniones y conciertos que tuvieran al líder de los derechos como protagonista, como finalidad; incluso puso en marcha una gira de conciertos en su recuerdo en 1980. Al año siguiente reunió a más de 100.000 personas en un concierto-congreso para honrar a King en Washington, justo en el mismo lugar donde pronunció aquel histórico discurso “Tengo un sueño”; el ‘momentazo’ fue cuando Wonder entonó su canción ‘Happy bithday’ (del fabuloso Lp ‘Hotter tan july’, 1980), una canción que reclamaba una festividad específica para el mártir de la no violencia: “No comprendo cómo un hombre que murió por el bien no tiene un día que lo reconozca (…) Él se levantó por los tiempos que vendrán. Nuestros corazones cantarán por la paz gracias a Martin Luther King”. Stevie Wonder explicaba: “Tuve la visión del cumpleaños de King como una fiesta nacional, lo vi, lo imaginé, lo creí, lo escribí…, y guardé en mi cabeza hasta que se hizo realidad”. El Dr. King tuvo un sueño, y Mr. Wonder una visión…

Si una canción se titula ‘Abraham, Martin y John’ sólo puede hablar de Lincoln, Luther King y Kennedy, y también del hermano de éste, Robert, todos muertos a tiros La publicó el estadounidense Dion en 1968, unos meses después del asesinato del líder negro. Tras la versión original (top 5 en EEUU en 1968), la retomaron muchos otros, como Smokey Robinson, Ray Charles, Whitney Houston o el grandísimo Marvin Gaye. La estrofa repite: “¿Alguien ha visto a mi amigo Abraham, me pueden decir a dónde se fue? (…) ¿Alguien ha visto a mi amigo John? (…) ¿Alguien ha visto a mi amigo Martin? (…) Acabo de mirar alrededor y se han ido (…) ¿Alguien ha visto a mi amigo Bobby?..., creí verlo caminando por la colina junto a Abraham, Martin y John”. En EE UU tienen larga tradición de tirotear a grandes personajes en grandes escenarios.

Uno de los grandes del rock que más sinceramente admiró a Martin Luther King fue Elvis. Cuando se enteró del asesinato lloró, y aun más desconsoladamente cuando vio el funeral por la televisión en aquellos días de abril de 1968. Aquel año fue el del regreso al primer plano del Rey. Con las muertes de King y Robert Kennedy en la mente de todos y los disturbios por todo el país en los informativos, Elvis se dispuso a protagonizar un programa de televisión en la NBC que sería el de su vuelta al éxito. Cuentan sus biógrafos que tanto los productores del especial como el propio coronel Parker insistían en que el show terminara con el ‘I will be at home for Christmas’, pero Presley quería algo más social, más comprometido, pues el horno estaba para estos bollos. Entonces, al compositor Walter Earl Brown se le ocurrió escribir un tema en el que se recordara el discurso de King ‘I had a dream’, y así surgió ‘If I can dream’, que entusiasmó a Elvis desde el primer momento, de manera que decidió, en contra de la opinión de todos (“esta no es el tipo de canción de Elvis”, declaró Parker), cantar esa canción como cierre del programa especial. ¿Resultado?, enorme repercusión, éxito instantáneo, regreso de Elvis a la cumbre.

La de James Taylor es una de las más sugerentes y dulces voces masculinas de la historia del pop y el rock. En su ‘Shed a little light’ (1991) reflejó gran parte de la ideología del Dr. King: amor, armonía racial, fuerza espiritual, esperanza, hermanamiento, paz. Él mismo contaba con pasión lo que sentía por Martin Luther King: “Es uno de los héroes verdaderos de nuestro tiempo, una persona excepcional que trabajó por las causas más importantes en el momento en que se necesitaba”. Y añadió que la admiración por King se la inculcaron sus padres:”Me hicieron tomar conciencia, se sentían convencidos de que había que luchar por los derechos civiles…, todo esto quedó dentro de mí y, años después, salió la canción”. En ella dice: “Recordemos a Martin Luther King. Reconozcamos los vínculos que nos unen. A todos, hombres y mujeres”.

Un talentoso compositor que lejos de Estados Unidos no ha logrado el reconocimiento que merece es el también actor Kriss Kristofferson (más de 40 elepés publicados). En su álbum de 1986 ‘Repossessed’ incluyó el emocionante y lastimoso ‘They killed him’ (‘Lo mataron’), en el que muestra admiración por Martin Luther King, por Ghandi, por los hermanos Kennedy, por Jesucristo, que dedicaron sus días a hacer mejor a la Humanidad, pero “They killed him!”. Curiosamente, el tema gustó tanto a Johnny Cash y a Bob Dylan que la grabaron y publicaron antes que el propio Kristoferson.

Los héroes siempre han tenido trovadores y poetas que cantaran su heroísmo.

CARLOS DEL RIEGO


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios
Carlos Del Riego Gordón

Carlos Del Riego Gordón

hace 2 meses #2

Muchas gracias amigo

OSWALDO MEJIA

OSWALDO MEJIA

hace 2 meses #1

Hay personajes que asi como Martin Luther King, el Che Guevara, Mahatma Ghandi y otros, que por diversos factores se convierten en iconos, y a pesar del paso del tiempo, su imagen no pierde vigencia, aun cuando sus enunciados e ideas vayan desfasandose. Gracias Maestro, por lo compartido.