Luis Alberto Bandeira Machuca

hace 3 años · 2 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

¿Beber más vino? Intento vano.

Por probarlo que no quede…

Se trata de conseguir que los jóvenes le den más a la botella de tinto, rosado, blanco, azul o naranjo. Que ya hay caldos de todos los colores. Y para todos los gustos.

El disgusto lo tienen los productores, que ven como la aceptación de la bebida cae a marchas forzadas. Pero esto de cambiar los hábitos del consumidor a fuerza de campañas de publicidad es una empresa titánica. Sale bastante caro. La relación entre esfuerzos económicos y resultados no suele ser casi nunca satisfactoria. Así pues, “largo me lo fiáis”.

De todas formas, la INTERPROFESIONAL DEL VINO, organización muy joven nacida en 2014 lo va a intentar. Pone toda la carne en el asador con una campaña que presupuesta 12 millones de € y cuya propuesta es recuperar la esencia del producto. La inversión se prolongará durante los próximos 2 años. ¿Dónde queda el concepto de consumo responsable? Posiblemente, en segundo término, por exigencias del guión.

La organización se dirige a un público objetivo que son los chavales y chavalas -algunos no tanto- comprendidos entre los 25 y los 45 años. La razón que ha colmado la copa de la decisión está muy clara: en 2015 España bebió la mitad de vino que en 1985. La botella cada vez se descorcha menos. Ironías de la vida: uno de los mayores productores del mundo presenta unas tasas de consumo per cápita en franca regresión.

En este punto prefiero no ser optimista. ¿La botella está media llena o medio vacía? Pero una realidad es incuestionable: del análisis de la situación y los consiguientes estudios previos a la realización de la campaña se desprende que el vino se ha convertido en algo “viejuno” (y también “caruno”, de caro, si se me permite la expresión). Lo consumimos los de 50 años para arriba.

De ahí el esfuerzo por convencer a los más jóvenes para que vuelvan al redil. O, por lo menos, que se inicien en su cultura. La anterior ministra de agricultura, Isabel García Tejerina, lo intentó.

Presidió la presentación de la campaña: “El vino es un alimento que forma parte de la dieta mediterránea y un elemento de la cultura occidental”, afirmó, recordando que “está presente a lo largo del arte de todas las épocas, desde los mosaicos romanos a los bodegones del Siglo de Oro”. Tejerina dijo que había que “conseguir que el vino vuelva a estar de moda”.

¡Qué discurso más bonito, señora exministra. Pero ahora resulta que el preciado líquido está ausente. Ni se le espera en ninguna reunión. Como siempre, bonitas palabras que chocan frontalmente con la realidad social. Aún así hay que intentarlo. La campaña “Marida mejor tu vida con vino” aparecerá en amplitud de medios y soportes.

A estas alturas quiero pensar que habrán testado el eslogan. Por aquello de que los más jóvenes entiendan el concepto maridar, que no tiene nada que ver con el hecho de estar juntos desinteresadamente de por vida, sino con una relación puntual e interesada y de conveniencia. Mientras dura la comida, vamos.

Hoy hay otra bebida, aún más antigua pero igualmente sabrosa, llamada cerveza que gana por goleada al vino. Y que sigue creciendo en su consumo per cápita. Entre otras razones porque está permanentemente en los medios, sugiriéndonos que es una buena opción para compartir. Y también porque es mucho más económica y resulta muy refrescante.

Un ejemplo más de que beber (y vender) más cerveza es pan comido: MERCADONA, que sabe diseñar muy bien su oferta, acaba de ampliar su lineal de este producto con nuevas marcas, tamaños y referencias par aprovechar el tirón.

Luchar contra eso, intentar cambiar un hábito de consumo que ha evolucionado y se ha instalado en nuestras vidas como convención social, es harto difícil. ¿Qué los jóvenes se casen con el vino, señora exministra? Va a ser que no.

¡Ni borrachos…!

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.elindependiente.com/economia/2017/11/14/una-campana-de-12-millones-de-euros-para-que-los-jovenes-beban-vino/

https://www.elconfidencial.com/economia/2018-08-16/consumo-cerveza-espana-dispara-ano-historico_1604724/

http://www.elmundo.es/metropoli/gastronomia/2018/08/14/5b6b195522601d27378b45bc.html

https://www.gentleman.elconfidencial.com/gourmet/2018-09-04/cerveza-comida-maridaje_1575916/

http://www.elmundo.es/economia/ahorro-y-consumo/2018/09/05/5b8d1d9146163f099c8b45be.html

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Beber más vino? Intento vano.


"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Alberto 🐝 de la Torre

hace 3 años #2

Mira, yo por darle al tinto, cerveza, rosado, moscatel, fino, .... nunca he tenido problema, será que aquí en andalucía hace calor y se bebe uno hasta el agua de los jarrones, jeje. Pero ya hablando en serio, yo soy de la vieja escuela. Aunque beba cerveza a tinajas. Donde se ponga un buen vino de nuestra tierra, que se quite lo demás. Encima de todo tenemos esos vinos para hacer unos marinados que vaya.... quítese usted el sombrero hombre!

(Nacho) Ignacio Orna

hace 3 años #1

Miedito me da esta campaña.

Más artículos de Luis Alberto Bandeira Machuca

Ver blog
hace 2 días · 4 min. de lectura

¿Nos toma el pelo AMAZON?

Posiblemente. · Y esta vez sin venir a casa. Es el ...

hace 4 días · 2 min. de lectura

Pirata CANON.

Lo que hace la coyuntura. · Destrozar objetivos de ...

hace 1 semana · 3 min. de lectura

El rey está desnudo.

Pero · NIKE se ha propuesto darle la vuelta al cue ...