Fernando 🐝 Santa Isabel Llanos

hace 5 años · 2 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Así se consigue un perfil internacional

Así se consigue un perfil internacional

Dominar únicamente el inglés no es suficiente, las empresas demandan capacidad para trabajar en equipo y experiencias en el extranjero.

El extranjero. Para muchos es la puerta más cercana. O la única esperanza. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, más de dos millones de jóvenes han hecho las maletas y se han marchado de España en los últimos tres años.

Encontrar trabajo suele ser el objetivo. Aprender inglés, el consuelo. Volver al país patrio convertidos en el perfil internacional que el mercado laboral reclama, la meta.

La globalización en general, y las altas tasas de paro en particular, han multiplicado el nivel de exigencia de las empresas. Estar a la altura de lo que demandan las compañías es cada vez más complicado. "Ya no vale con saber únicamente inglés. Este idioma es un punto para empezar a contar, para que el currículum no vaya directo a la basura", explica Carlos Alberto Pérez Rivero, director del Máster en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo que ofrece ESIC Business & Marketing School: "Capacidad para trabajar en equipo, un perfil multidisciplinar o acumular experiencias distintas son habilidades que se presuponen".

Antonio domina el inglés y el ruso. Es graduado en Traducción e Interpretación y tiene un Máster en Negocios Internacionales. Al igual que muchos jóvenes, está buscando trabajo. Hace un mes su currículum llegó a manos de una destacada multinacional.

Una prueba de inglés, otra de lógica, una videollamada, una simulación de negocios, un test de inteligencia y una entrevista. Para, finalmente, no conseguir nada.

"Hay que tener cuidado. Las empresas inflan los criterios. Se exige mucho y el trabajo no se corresponde", reclama Rivero. Para este profesor, tener un perfil internacional se consigue con "estudios sólidos -licenciatura o grado-, un posgrado, dominando mínimo un segundo o tercer idioma, con experiencia en proyectos internacionales y siendo capaces de vivir en el extranjero". Y más si la intención es, simplemente, entrar en el mundo laboral. "A nivel junior, la empresa busca candidatos virgenes pero con vidilla multicultural, capaces de absorber e integrarse en otras civilizaciones".

Por eso, viajar es fundamental. "Experiencias como el Erasmus suman. Se valora mucho, más que el haber visitado muchos países, el haber vivido experiencias en profundidad", explica Rivero.

Más de dos millones de jóvenes han hecho las maletas y se han marchado de España en los últimos tres años. Encontrar trabajo suele ser el objetivo. Aprender inglés, el consuelo. Volver al país patrio convertidos en el perfil internacional que el mercado laboral reclama, la meta.

No hay duda. Aunque el listón esté cada vez más alto, el idioma más importante sigue siendo, "con mucha diferencia" el anglosajón. Así lo ve Kevin Habermehl, director de Cuentas Internacionales de Adecco: "Es mejor tener un dominio del inglés y no hablar más lenguas, a tener un nivel medio de varios idiomas", asevera.

La lengua de Shakespeare manda y la realidad en la que vivimos, manchada por la globalización y la crisis, también. Japonés, surcoreano, sueco, noruego, alemán, francés, chino, esloveno o ruso son la nueva realidad de muchos. "Es fácil encontrar a alguien que estudie tres idiomas a la vez", asegura Richard Griffiths, coordinador de la sección de inglés del Centro Superior de Idiomas Modernos de la Universidad Complutense de Madrid (CSIM).

El nipón es uno de lo más demandados por los estudiantes. El francés y el alemán lo que más piden las empresas. No obstante, Rivero avisa: "El castellano es una de las lenguas más habladas. La proyección hacia Latinoamérica es bastante menos amplia de lo que debería ser".

Otro factor que agobia a quienes buscan un trabajo son los títulos oficiales. El First, el Advanced o el TOEFL son el quebradero de cabeza de más de uno. "Ahora, las compañías son conscientes de estos certificados", afirma Griffiths.

"Exigen más. Si antes basta con un B2 -First-, ahora piden un C1 -Advanced-", añade. El nivel medio de los estudiantes españoles -B2 bajo- aún no da la talla. "Los candidatos siempre van un tren por detrás de las empresas", lamenta el coordinador del CSIM.

http://www.elmundo.es/sociedad/2016/06/06/575532ebca47418c228b4610.html

"
thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Fernando 🐝 Santa Isabel Llanos

Ver blog
hace 2 años · 2 min. de lectura

Balenciaga, el gran maestro de la costura.

Cristóbal Balenciaga Eizaguirre nació en Guetaria ...

hace 2 años · 2 min. de lectura

Felices Digestiones!

La alimentación es un tema muy importante que tene ...